ES NOTICIA EN ABC

Caso Alcàsser Los cabos sueltos del asesinato de Alcàsser: «No cuadra la versión oficial»

Además de la polémica desaparición de las cintas de Juan Antonio Blanco tras su muerte, ciertas lagunas y el cambiante testimonio del detenido han generado más desconfianza e incertidumbre sobre el Caso Alcàsser

Iker Jiménez entrevista en Cuarto Milenio al padre de Miriam, una de las víctima del Caso Alcàsser
Iker Jiménez entrevista en Cuarto Milenio al padre de Miriam, una de las víctima del Caso Alcàsser
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El foco mediático sobre el Caso Alcàsser después del estreno en Netflix de la docuserie sobre el crimen y del especial de Cuarto Milenio, donde Iker Jiménez entrevistó en directo al padre de una de las víctimas, ha incrementado las miradas sobre el asesinato de Miriam, Toñi y Desirée en el municipio valenciano, pero también la desconfianza sobre algunos aspectos de la investigación.

Uno de los temas más controvertidos del Caso Alcàsser es esa presunta película snuff en la que se vería el asesinato de las tres amigas. La poca información pública sobre algunos aspectos de la misma, junto a aspectos del Caso Alcàsser como las cintas que tuvo en su posesión Juan Ignacio Blanco y que desaparecieron tras su muerte han aumentado el misterio de un crimen. Fernando García, padre de la fallecida Miriam, ha reconocido que no se cree la versión que le había dado la Policía, ni que a su hija la hubiesen matado en La Romana, sino que la llevaron junto a sus amigas allí.

En la misma postura se encuentra Paco Pérez Caballero, uno de los colaboradores de Cuarto Milenio, que se desplazó hasta el lugar donde se perdió el rastro de las víctimas de Alcàsser, Toñi, Miriam y Desirée. Tras ver el terreno, coincidió con las palabras que Fernando García le dijo a Iker Jiménez el domingo, ya que «no cuadra la versión oficial».

La desaparición de su hija le destrozó la vida a este hombre que sigue creyendo, casi tres décadas después, que el asesino de Miriam y sus amigas está en libertad. «A mi hija la mató alguien que no salió en los públicos. A día de hoy está en la calle, no se le ha juzgado. Ha salido impune», dijo, dudando de que Miguel Ricart y Antonio Ángles fueran los culpables, sino «dos personas a las que tuvieron que buscar para cubrir un expediente», señaló en Cuarto Milenio.

Aunque el periodista ha afirmado que nada más lejos de su intención que desprestigiar el trabajo de las autoridades policiales y de la Guardia Civil, sí ha asegurado en Cuatro que hay ciertos aspectos del lugar que le generan profundas dudas respecto al informe final.

«Siguieron una serie de pistas que se basa en la declaración de un delincuente que cambia continuamente de versión. Es muy probable que no ocurrieran los hechos donde dice la sentencia», explicó Pérez Caballero.