ES NOTICIA EN ABC

«Te lo vas a comer» Alberto Chicote: «Hemos logrado dar un toque de atención a las autoridades»

El reputado cocinero está al frente de «Te lo vas a comer», una de las revelaciones televisivas de la temporada

El chef Alberto Chicote
El chef Alberto Chicote - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Alberto Chicote es uno de los cocineros más importantes del panorama nacional pero también una auténtica estrella televisiva. El madrileño es el rostro visible del exitoso «Pesadilla en la cocina» (La Sexta) con el que en los últimos años ha recorrido un buen número de restaurantes de nuestra geografía ayudando —o, al menos, intentándolo— a enderezar unos negocios que sus dueños se encargaron de hundir por no saber cumplir con las expectativas de sus clientes. Chicote, el «Gordon Ramsay» patrio, ha dado la campanada esta temporada con «Te lo vas a comer», un programa de investigación que en sus primeras entregas ya ha conseguido destapar algunos de los grandes fraudes del negocio en el que a menudo se convierte nuestra alimentación.

P - — El programa ha logrado sacar los colores a determinadas empresas de la industria alimentaria, ¿esperaba la repercusión del programa?

R - Siempre tuvimos claro que el objetivo final de «Te lo vas a comer» era remover conciencias y cambiar cosas, que hubiera una repercusión clara. Todo el equipo está realmente feliz de haber superado el objetivo con creces. Evidentemente, estamos haciendo televisión y la audiencia es la base de todo, sería una estupidez negarlo, pero para mí lo más importante es que en cada una de las entregas del programa no solo hemos logrado dar un toque de atención a las autoridades pertinentes, sino que hemos conseguido que la audiencia se percate de engaños que antes no habrían visto venir.

P - — Hay momentos «Te lo vas a comer» realmente duros, como el reportaje en la residencia de ancianos en el que son víctimas de una cacerolada. ¿Cómo han sido los rodajes?

R - Han sido tremendamente difíciles. En el caso de las residencias de ancianos denunciamos cómo un sector de nuestra población realmente vulnerable, nuestros mayores, recibían una alimentación que no se correspondía con lo que tenía que ser. Es muy duro vivir esas situaciones, enfrentarte a ese tipo de personajes que actúa como no debe con quien no puede defenderse. Si te soy sincero, ha habido momentos complicados, pues si empatizas con las víctimas de estos fraudes al final termina doliéndote demasiado.

P - — A tenor de todo lo que ha presenciado en «Te lo vas a comer», ¿qué queda por hacer para mejorar la alimentación de estos grupos vulnerables, como los niños y los ancianos?

R - Lo más importante sería que pudiera destinarse un mayor presupuesto a la alimentación de todo aquel que se encuentre en estas condiciones. Además, considero fundamental que la figura del nutricionista esté presente en la elaboración de los menús y que sea este profesional el que decida qué puede y qué no puede haber en los platos. Yo no tengo la formación adecuada pero llevo mucho tiempo en contacto con nutricionistas y endocrinos y me sorprende ciertamente que los menús de estos grupos no estén diseñados por un profesional.

P - — ¿Está la población realmente desinformada sobre su alimentación?

R - La información que recibimos sobre qué tenemos o qué no tenemos que comer proviene del boca a oreja, de lo que te cuenta un familiar, un amigo, un vecino... Además, internet ha servido para orientarnos en muchos aspectos pero también se han ampliado la desinformación y el ruido. No estaría de más que tuviéramos una información más ajustada y veraz, en los últimos años están proliferando las dietas milagro en las que todo criterio profesional está ausente, y eso es algo muy peligroso.

P - — Precisamente usted ha sido noticia por su increíble pérdida de peso

R - Me he quitado 30 kilos a lo largo de bastante tiempo, aunque es cierto en los últimos meses se me ha notado mucho más el cambio. Recibo cientos de mensajes de personas interesadas en la dieta que he seguido para adelgazar y muchos se sorprenden cuando digo que tan solo he seguido los consejos de mi médico, que se basan en seguir una alimentación sana y equilibrada.

P - — ¿Cree que hacen falta más programas del estilo de «Te lo vas a comer» para seguir removiendo conciencias?

Pues, en realidad, me gustaría que no tuviésemos que hacer estos formatos porque no sucedieran estas cosas, que no hubiera que denunciar nada. Si hacemos esta labor es porque pensamos que alguien tiene que destapar todo esto.