ES NOTICIA EN ABC

Seis series de televisión que nos traumatizaron profundamente

«Los Serrano», «Cuéntame», «Vikingos» o «Sin tetas no hay paraíso» han dejado un sinfín de instantes «duros» en las retinas de los televidentes

Diego Serrano, el personaje de Antonio Resines, en el último episodio de «Los Serrano»
Diego Serrano, el personaje de Antonio Resines, en el último episodio de «Los Serrano» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Por norma general, las personas tienden a recordar con mayor facilidad los momentos más duros y traumáticos que componen sus vivencias. Aplicando esa máxima al formato audiovisual, los seres humanos tienen una capacidad inusitada para rememorar, sin que les cueste, algunos de las secuencias más tristes del cine y la televisión.

Así lo demuestran filmes como «Titanic», «La vida es bella» o «Leyendas de pasión», pero también varias series que han traumatizado mucho al público. Repasamos varias de ellas, aunque hay muchas más. Si no las has visto, por cierto, te recomendamos que no sigas leyendo, porque este artículo contiene «spoilers».

Hospital Central

La serie de médicos por excelencia de Telecinco fue una de las ficciones más reconocidas de Mediaset durante los dos primeros lustros de este siglo. Y lo cierto es que pocos episodios de una serie española tienen un episodio final tan traumático como «Hospital Central».

En las veinte temporadas y doce años que hubo de «Hospital Central», ningún personaje tuvo tanto peso como el doctor Rodolfo Vilches. Interpretado por Jordi Rebellón, el protagonista de «Hospital Central» era a primera vista arrogante, ególatra y petulante, pero también un gran profesional de buen corazón que terminó por encandilar a la audiencia de la serie.

Contra todo pronóstico, Vilches dejó «Hospital Central» en 2007, aunque regresó en sus temporadas finales para rubricar la serie. Y lejos de darle un final digno, la ficción de Telecinco acabó con él en el último capítulo de la serie, en el que murió a manos de Alba (Blanca Portillo), una paciente con problemas mentales que decidió matar a Vilches tras culparle de la muerte de su marido.

Cuéntame

La serie más longeva de la televisión nacional, que sigue las andanzas de la familia Alcántara, ha ofrecido momentos de todo tipo en sus 19 temporadas en La 1. Con casi 350 episodios a sus espaldas y con un mínimo de dos nuevas entregas de capítulos más confirmadas, no hay una serie en toda España con un recorrido mayor que el de «Cuéntame».

Con los Alcántara, los televidentes han repasado algunos de los instantes más importantes de la historia española. El franquismo, la llegada de la Transición, el Golpe de Estado del 23-F, la muerte de Francisco Franco o el asesinato de Carrero Blanco han sido algunos de los acontecimientos más relevantes que han marcado las tramas de una serie que también ha vivido momentos de lo más tristes.

Un ejemplo muy claro de ello fue aquella infidelidad de Antonio Alcántara (Imanol Arias), el padre de la familia protagonista de la serie, a su mujer, Merche (Ana Duato). En un viaje de negocios, Antonio tuvo un «affaire» con la periodista Paz Ortega (Ariadna Gil), que le llevó a separarse de Merche, en un momento que quedará marcado para siempre en la retina de los seguidores de la ficción, que veían en Antonio y Merche a la pareja perfecta. Aunque no ha sido el único momento «duro» para los televidentes, que también han tenido que hacer frente a la dramática muerte de Miguel Alcántara (Juan Echanove) o las adicciones a las drogas de Inés (Irene Visedo) y más recientementemente Carlos (Ricardo Gómez), el protagonista principal de la serie.

El Príncipe

«El Príncipe» ha sido una de las series que mejor ha funcionado en los últimos años en la televisión española. Creada por Aitor Gabilondo y César Benítez y emitida en Telecinco, la ficción ponía su foco en el contrabando de droga y la proliferación del terrorismo yihadista en el peligroso barrio ceutí del mismo nombre.

La serie, que sirvió para dar a conocer internacionalmente a Hiba Abouk, encumbrar a Álex González y terminar de consolidar a José Coronado, terminó en su segunda temporada con un final que dejó helados a los televidentes. En el último episodio y mientras trataban de dar caza al maquiavélico Khaled Ashour (Stany Coppet), perdían la vida el veterano oficial de policía Fran (Coronado) y la protagonista Fátima Ben Barek (Hiba Abouk), dejando totalmente destrozado al personaje principal, el agente del CNI Javier Morey (González).

Vikingos

Las vidas del intrépido vikingo Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel), su mujer Ladgertha (Katheryn Winnick) y sus hijos centran la trama principal de «Vikingos», una de las series más exitosas del panorama actual. En las cinco temporadas que van de ficción –la sexta ya está confirmada y la segunda parte de la quinta se estrenará este 28 de noviembre–, los espectadores han asistido a momentos de lo más dramáticos.

Ejemplos de ello son las muertes de varios de los personajes principales, como Athelstan (George Blagden), Torstein (Jefferson Hall), Helga (Maude Hirst) o Sigurd (David Lindström); así como las traiciones de Rollo (Clive Standen) a Ragnar y su familia; o los devaneos y divagaciones de Floki (Gustaf Skarsgard). Pero sin duda alguna, el momento más «duro» para los televidentes fue la muerte de Ragnar al final de la cuarta temporada a manos del sanguinario Rey Aelle (Ivan Kaye).

Su agónica manera de fallecer, además, en aquella tumba repleta de serpientes, fue todo un mazazo para los telespectadores. Tanto, que algunos confían, en secreto, en que no haya muerto y vaya a reaparecer en algún momento de las temporadas venideras.

Los Serrano

A principios de siglo, Globomedia y Telecinco lanzaron «Los Serrano», una de las ficciones patrias más exitosas de todos los tiempos. La serie, para el disfrute de hijos, padres y abuelos, seguía la vida de las familias Serrano y Delgado, encabezadas respectivamente por Diego (Antonio Resines) y su mujer, Lucía (Belén Rueda), a partir del momento en que deciden contraer matrimonio.

A pesar de su gran funcionamiento entre todo tipo de audiencia, la serie contó con dos momentos de lo más traumáticos: la muerte de Lucía y el propio final de la ficción, en el que se descubría que todo el transcurso de la serie había sido un sueño del personaje de Resines, volviendo en el último episodio al punto inicial de la ficción. Un final un tanto polémico y que dejó muy fríos a los millones de espectadores con los que contaba la serie.

Sin tetas no hay paraíso

Otra de las series más exitosas de los últimos lustros en España fue «Sin tetas no hay paraíso». Más allá de su vanguardista nombre, la serie protagonizada por Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre centraba su esencia en temas tan controvertidos como el narcotráfico y la prostitución.

En las tres temporadas que estuvo la serie en emisión dejó momentos de lo más traumáticos, aunque los espectadores recuerdan con mayor nitidez dos de ellos. Por un lado, la muerte de «El Duque», el personaje de Silvestre, que falleció asesinado por el sádico John Jairo Morón (Mario Bolaños) al final de la segunda temporada. Y el otro, la de Catalina (Salamanca), la gran protagonista de la serie y que murió tiroteada en el último episodio de la ficción.