ES NOTICIA EN ABC

Netflix ficha a Beyoncé por 60 millones de euros

La plataforma apuesta por seguir colaborando con la cantante tras el éxito de «Homecoming», el documental que revive el concierto de la cantante en el Coachella de 2018

Beyoncé, en su último concierto en Coachella
Beyoncé, en su último concierto en Coachella - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Homecoming» no solo ha demostrado que la nueva reina del pop es Beyoncé, también ha hecho visible el interés que la audiencia tiene por la cantante. Ha cosechado tanto éxito que Netflix ha firmado un contrato para realizar otros tres proyectos con junto a ella por 60 millones de dólares (53 millones de euros). El lanzamiento del documental y el estreno del nuevo disco han coincidido con la última edición del Coachella, en la que ni Beyoncé ni su hermana Solange (que canceló apenas una semana antes) han participado.

Pese a que hemos visto actualiciones que han dado la vuelta al mundo (como la de Rosalía) no se igualan a la que protagonizó Beyoncé en la pasada edicióndel festival, que se ha postulado como uno de los conciertos más aplaudidos por la crítica estadounidense de la última década y que vemos en «Homecoming».

HBO también negoció en el pasado con Beyoncé pero Netflix superó la oferta, según informa la web especializada «Vulture». Beyoncé se posiciona como la tercera cantante mejor pagada en 2018 con 60 millones de dólares en ingresos, según Forbes. Sin contar los beneficios de este año, la revista estadounidense estima que la fortuna personal de la cantante alcanza los 355 millones de dólares.

«Homecoming», con el que ya ganó 20 millones de dólares, revive el concierto en el que Beyoncé rindió homenaje a los colegios y universidades para negros de Estados Unidos, y que tuvo lugar en el festival de Coachella en 2018. El metraje va intercalado imágenes y entrevistas detrás de la cámara con escenas del propio concierto, en el que los fans vibran con cada nota y cada paso de baile.

Además, se va desgranando el mensaje político y cultural que la diva quiso lanzar con la puesta en escena, una visión que marcó emocionalmente a la artista. Además, revela la intimidad de la estrella y cuenta con invitados descatados como su esposo Jay-Z, su hermana Solange y sus excompañeras de Destiny's Child.