ES NOTICIA EN ABC

Manuel Fernández Padín pide la retirada de «Fariña» de forma cautelar

El testigo de cargo de la histórica «operación Nécora» asegura libro de Nacho Carretero incluye falsedades sobre su persona y que acudirá a los juzgados de Madrid

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si pensábamos que el. secuestro del libro «Fariña» por la juez de Collado Villalba (como medida cautelar por la demanda presentada por el exalcalde de O Grove José Alfredo Bea Gondar) era la única acción legal que íbamos a ver contra esta historia sobre el narcotráfico en Galicia, estabamos equivocados. Ahora le toca sufrir a Bambú producciones y a Antena 3.

Primero, el narco Laureano Oubiña pidió una indemnización de millón y medio a la productora de «Fariña» y Antena 3 por situarle en una escena de sexo, concretamente durante su detención. Ahora, el gallego Manuel Fernández Padín amenaza ahora con tomar medidas judiciales si la ficción no cambia las supuestas mentiras que, según su persona, el libro recoge sobre su persona. «No conozco el guion, pero les advierto de que no salgan las escenas tal y como aparecen en el libro», decía en una entrevista para el «Faro de Vigo».

Su intención, asegura, es defender su «honor y credibilidad como testigo protegido». Fernández Padín dice que este martes pedirá un acto de conciliación en los juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, como primer paso legal para que se corrijan –lo que el considera– datos falsos del libro y potencialmente de la ficción. «La serie la estoy viendo, hablé con Ramón Campos de Bambú y me dijo que iba a ver lo de la serie, pero no volvimos a hablar. Voy a pedir cautelarmente que no se emita», comenta Fernández Padín. «La serie iba a coincidir con 'Vivir sin permiso', de Manolo Rivas, que dicen que es ficción, que no se ajusta a la realidad. Pero esta serie sí pretende ajustarse a la realidad y se equivoca totalmente. No me volvieron a llamar, no quieren saber nada», añade.

Fernández Padín fue amigo de uno de los hijos de Manuel Charlín, quien dio el salto del tabaco de contrabando al narcotráfico, y se encargó de delatar al clan de los «charlines». «Dejé de traficar con drogas porque no quise dinero manchado con sangre», declaró Fernández Padín en una entrevista en «Salvados» con Jordi Évole. Pero no fue lo único que le contó a Évole. Fernández Padín también aseguró que se le retiró la protección como testigo protegido, algo que ha puesto en peligro su integridad física. «Pueden atentar contra nosotros cuando quieran, los narcos tienen los brazos muy largos», aseguró en el programa. «Le he dado las gracias a los narcos por no haberme matado todavía».