ES NOTICIA EN ABC

Game of Thrones «Juego de Tronos» 8x04: el círculo empieza a cerrarse

Todas las claves del cuarto capítulo de la última temporada

Tráiler 8x05: La hora de la verdad

Daenerys Targaryen - \Video: Adelanto del cuarto capítulo de «Juego de Tronos»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Atención. Este texto contiene spoilers del capítulo 8x04 de «Juego de Tronos]

La de los caminantes blancos nunca fue la gran amenaza. En «Juego de Tronos», ya avisó Cersei Lannister a Ned Stark, o ganas o mueres. Y eso, visto el capítulo 8x04 que HBO emitió esta madrugada, es lo que va a pasar de aquí al 19 de mayo. El Rey de la Noche, muerto a manos de la gran heroína de esta serie, Arya Stark, fue sin duda la gran excusa para que Jon Nieve uniera a los pueblos, llevara a Invernalia a la madre de Dragones y, juntos, pusieran rumbo hacia Desembarco del Rey para enfrentarse a la villana por excelencia. Pero, con todo, hay algo más importante que esa batalla final por el trono de hierro.El capítulo 8x04 de «Juego de Tronos» es un regreso a los orígenes de la serie basada en los libros de George R.R. Martin, un homenaje a esa primera temporada en la que los episodios eran copados por juegos de estrategia, intrigas y planes ocultos y, en eso, esta serie tiene dos reyes indiscutibles: Tyrion Lannister y Varys, «la araña».

En este 8x04 asistimos al principio del fin del viaje de Daenerys Targaryen hacia su lado más oscuro. La khaleesi no tardó muchos capítulos en averiguar que su verdadero destino era regir los Siete Reinos, recuperar el trono arrebatado y liberar a los pueblos del yugo opresor. Todo cuanto la «rompedora de cadenas» hizo tenía como único objetivo llegar a este objetivo y , ahora, cuando lo tiene a un palmo, lo intuye cada vez más borroso. Su amor es también su gran lastre y de nada sirve que Jon Nieve (Aegon Targaryen) renuncie al poder por ella si su secreto trasciende. En este capítulo, «Juego de Tronos» muestra. así. paralelismos con «El señor de los anillos», el libro de J.R.R. Tolkien con el que muchas veces se ha comparado a «Canción de hielo y fuego». Salvando las distancias, solo hay que recordar una de las grandes premisas de la obra de Tolkien para saber lo que le podría ocurrir a Daenerys: ansiar el poder por encima de todo nunca acaba bien.

En la última entrega de «Juego de Tronos» Jon Nieve ha demostrado el valor que otorga a la familia y, pese a la intentona de Daenerys Targaryen, ha revelado a sus hermanas su verdadero linaje. Sansa, aunque ha prometido guardar el secreto, demuestra sus dotes de estratega transmitiendo la revelación a Tyrion Lannister, quien discute con «la araña» sobre quién es el mejor heredero al Trono de Hierro. Varys lo tiene claro y no duda en abrir los ojos al enano con su argumentario: «Su vida la ha convencido de que fue enviada para salvarnos» pero, como dice el eunuco, esto no tiene por qué ser así. «Actuaré para el reino», sentencia.

Recuerdos del Rey Loco

La Reina asegura que su destino es el de liberar al mundo de los tiranos y eso es lo que hará con Cersei Lannister, quien parece imbatible junto a Euron Greyjoy y la Compañía Dorada. Poco parece importarle a Daenerys que en la contienda por terminar con la tirana puedan morir inocentes. Vemos en la Khaleesi una mirada a la que la madre de dragones no nos tenía acostumbrados: tiene miedo a perder el trono y ha dejado de confiar en todos cuanto la rodean. Recordemos que ese fue el principio del fin del Rey loco, Aerys Targaryen, a quien la desconfianza convirtió en un ser siniestro que quemó vivo a Rickard Stark mientras su hijo Brandom observaba la tortura y que pretendía quemar con fuego valyrio Desembarco del Rey. ¿Podría quemar Daenerys Targaryen la ciudad al grito de Dracarys para acabar con Cersei Lannister? ¿Lo evitará el 'matarreyes' como ya hizo con su padre? Jaime, quien parecía haber encontrado un final feliz en este capítulo refugiándose en Invernalia junto a Brienne de Tarth, ha puesto camino al sur e intuimos que su intervención será crucial para el destino de los Siete Reinos.

Este 8x04 tiene, sin embargo, otras tramas nada desdeñables. Gendry, recién nombrado señor de Bastión de Tormentas, pide a Arya Stark que sea su esposa y esta rehusa la petición. Volvemos a asistir, tal y como está ocurriendo en todos los capítulos emitidos de esta última temporada, a un homenaje a los inicios de la serie y recordamos esa conversación entre Arya y Ned Stark en la que el padre asegura a la hija que se casará con un señor y sus hijos serán caballeros: «No es lo mío», sentenció entonces. Y sigue fiel a su palabra.

Arya y Ned Stark, en la primera temporada de Juego de Tronos
Arya y Ned Stark, en la primera temporada de Juego de Tronos -

También Sansa Stark juega un papel crucial en este capítulo. No solo ha revelado el gran secreto de Jon Nieve sino que, además, conforma un tándem crucial junto a Arya de cara a la defensa de Invernalia. Enemigas en la infancia, las inseparables hermanas no se fían de Daenerys y así se lo han hecho ver a Nieve. Arya va camino de Desembarco y, recordemos, que todavía le quedan unos ojos por cerrar y que son de color verde. Aunque la teoría lógica es que termine matando a Cersei Lannister, primera en su lista de venganzas, si algo nos ha enseñado «Juego de Tronos» a lo largo de los años es que no podemos dar nada por sentado. Y Daenerys también tiene los ojos color esmeralda.

Despedidas

En el capítulo 8x04 hemos asistido a unas cuantas despedidas. Tormund Matagigantes ha terminado su misión y se lleva a su pueblo lejos de esas tierras, donde también campará a sus anchas Fantasma, el lobo huargo de Jon Nieve. También Samwell Tarly dice adiós a Jon: «Eres el mejor amigo que he tenido».

Los minutos finales del episodio nos tenían reservadas dos muertes, la de Rhaegal, a manos de la compañía dorada, y la de Missandei, a quien La Montaña corta la cabeza por orden de Cersei Lannister. La mirada de Daenerys Targaryen a partir de ambos sucesos lo dice todo. El arco de este personaje, que pasó de ser una joven sumisa a querer dominar el mundo, se cerrará como tarde en dos semanas y no sabemos si con buen destino para la protagonista. Parece que la historia se repite: un Targaryen quiere acabar con Desembarco del Rey y un matarreyes va en camino. Otras piezas del tablero podrían dibujar un nuevo destino y, no nos olvidemos, de que todavía quedan profecías por cumplirse.