ES NOTICIA EN ABC

Oscar 2017 Las grandes películas del cine que despreció la crítica

«Con faldas y a lo loco», «Psicosis» o «Cantando bajo la lluvia» no fueron consideradas en las nominaciones para el Oscar a Mejor Película

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como suele ocurrir en cualquier historia, la de los Premios Oscar no está libre de injusticias y lo cierto es que, desde que tuviera lugar la primera gala, en 1929, ha habido muchas películas, actores y directores que se han quedado sin la merecida estatuilla. Otras, que es de lo que ahora nos ocupamos, ni siquiera entraron en las nominaciones.

— «El Resplandor» (1980), de Stanley Kubrick y que tiene a Jack Nicholson y Shelley Duvall como grandes protagonistas no fue nominada en la categoría de Mejor Película. Sí se llevó, por el contrario, unas cuantas nominaciones a los Razzie —los anti-Oscar—, que fueron a parar a Duvall y Kubrick como peor actriz y peor director respectivamente. En 1981 el Oscar a Mejor Película recayó en «Carros de Fuego», de Hugh Hudson. En su momento, el crítico de ABC Pedro Crespo calificó al filme como «un paréntesis en la excelente carrera de Kubrick». «Su película adolece de una tremenda e inexplicable flojedad de guión», continúa el texto que puedes leer aquí.

«Reservoir Dogs» (1992), el estreno de Tarantino como director, tampoco gustó a los académicos y no llegó a pisar la famosa alfombra roja del cine. El filme sí se llevaría los premios a Mejor director y Mejor Guión en el Festival de Sitges y el premio de la crítica en el Festival de cine de Toronto, entre otros. Las películas de este año que sí fueron nominadas fueron Regreso a Howards End, Juego de Lágrimas, The Player, Scent of a Woman y Sin Perdón, de Clint Eastwood y que se hizo con la estatuilla a Mejor Película.

«El gran Lebowski» (1998). El filme de los hermanos Coen con Jeff Bridges como protagonista tampoco se metió entre las favoritas para la crítica, que no valoró como se merecía a esta genial sátira del pueblo estadounidense repleta de pintorescos personajes y que ese año premió en los Oscar a «Shakespeare in love», un hecho a destacar sobre todo si tenemos en cuenta que competían por el galardón filmes como «Salvar a soldado Ryan», de Steven Spielberg, «La delgada línea roja», «La vida es Bella» y «Elizabeth». Bueno, todos podemos equivocarnos.

— «Los otros» (2001). Alejandro Amenábar no levantaría un Oscar hasta 2004 por «Mar adentro». El filme que tenía a Nicole Kidman como protagonista se llevó ocho Premios Goya de los quince a los que estaba nominada, entre ellos el de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión Original, pero optó a las nominaciones de los premios de Hollywood. Los filmes nominados a mejor película extranjera ese año fueron Hero, El crimen del padre Amaro, The man without a Past, Zus & Zo y la alemana En un lugar de África, que se llevó la estatuilla.

Para el crítico de ABC, Oti Rodríguez Marchante, Amenábar culminó con «Los otros» «una primera etapa en la que la intriga y el terror impregnaron cada costura de su construcción cinematográfica. La mágica puesta en escena y el increíble desarrollo de los acontecimientos, que provocan el escalofrío pero no el susto, están acompañados por un inquebrantable respeto al punto de vista, que Amenábar sitúa justo detrás del personaje de la madre, que interpreta Nicole Kidman: la verdad se nos revela al tiempo que a ella, aunque su personaje guarda un secreto, quizá olvidado, y que explosiona en un final mareante, de esos que lo aplastan a uno a la butaca dejándolo allí como un manchón».

— «Blancanieves y los siete enanitos» (1937). La obra maestra de Walt Disney no fue bien valorada por la crítica estadounidense, que ese año premió a 'La vida de Émile Zola', de William Dieterle, y dejó al creador de Mickey Mouse sin estatuilla. Probablemente el filme habría sido nominado de existir en aquel momento la categoría de Mejor Película de Animación, algo para lo que tuvimos que esperar hasta 2001.

— «Cantando bajo la lluvia» (1952). Parece sorprendente que uno de los mejores musicales de la historia ni siquiera entrara en la lista de nominaciones de la Academia de Hollywood, pero así fue. El filme protagonizado por Gene Kelly, Debbie Reynolds y Donald O'Connor cuenta con algunas de las escenas más icónicas de la historia del cine y a día de hoy es considerado como una obra maestra del celuloide. Aquel año fue John Ford quien se llevó la estatuilla a Mejor Película por «El Hombre Tranquilo». A modo de curiosidad, aquel año fue nominada en la categoría de Mejor Película «Moulin Rouge» (la versión de 1952).

— «La ventana indiscreta» (1954). La obra maestra de Hitchcock no se coló entre las favoritas de aquel año aunque aunque hay que decir que el director sí compitió en las categorías de Mejor Director, Mejor Guión Original, Mejor Sonido y Mejor Fotografía aunque no obtuvo ninguno de los premios. El Oscar a Mejor Película fue para «La ley del silencio», de Elia Kazan que compitió, entre otras, como «Siete novias para siete hermanos» y «El motín del Caine».

«Con faldas y a lo loco» (1959). Otra de las grandes del cine clásico que tampoco gustó lo suficiente a la crítica. La comedia de Billy Wilder protagonizada por Marilyn Monroe, Tony Curtis y Jack Lemmon sí fue nominada en las categorías de Mejor Director, Mejor actor (Jack Lemmon), Mejor Guión Adaptado, Mejor Fotografía, Mejor Dirección Artística y Mejor Diseño de Vestuario, pero tan solo se llevó este último galardón. Si se llevó, por el contrario, el Globo de Oro a la Mejor Comedia o Musical en 1960. Nos queda el consuelo de saber que ese año la galardonada como Mejor Película fue otra de las grandes: «Ben-Hur».

— «Psicosis» (1960). Otro chasco para Hitchcock, quien no consiguió el favor de la crítica con la que hoy es considerada como una de las grandes obras del cine de terror. El filme protagonizado por Anthony Perkins y cuya escena de la ducha quedó para siempre grabada en la retina de sus espectadores fue nominada en las categorías de Mejor Actriz, Mejor Director, Mejor Cinematografía en Blanco y Negro y Mejor Dirección de Arte, aunque no logró entrar en las nominadas a la Mejor Película. El filme no obtuvo ningún Oscar. En aquella edición de los Premios fue «El Apartamento», la obra maestra de Billy Wilder el filme que se llevó todos los honores.

— «Regreso al futuro» (1985). Que el filme de Robert Zemmeckis no llegara a considerarse como una de las mejores películas de su año debería ser casi un chiste. Tras su estreno, la película protagonizada por Michael J Fox se convirtió en una de las más taquilleras del año. Sí que entró en los Oscars aunque en otras categorías, de las que solo se llevó el de Mejores Efectos de Sonido. «Memorias de África» se llevó el premio a la Mejor Película aquel año, nominada junto a «El color púrpura», «El Beso de la Mujer Araña», «El honor de los Prizzi» y «Witness».