ES NOTICIA EN ABC

Mejor película de habla no inglesa: una década maldita para el cine español en su categoría fetiche

«Mar Adentro» recibió hace doce años el último Oscar en un apartado donde siempre le fue bien a la industria española

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Desde que en 2005 Gwyneth Paltrow entregara el Oscar a Alejandro Amenábar por Mar Adentro, ninguna cinta española ha vuelto a colarse entre las cinco finalistas para llevarse la estatuilla a mejor película de habla no inglesa. Este año tampoco ha habido suerte. «Julieta», de Pedro Almodóvar, no pasó este viernes el corte que hace la Academia de Hollywood para preseleccionar a las candidatas. De esta manera, el próximo 26 de febrero, cuando se celebre la 89 edición de los Premios Oscar, se cumplirán doce años de una maldición impropia del cine patrio: Buñuel, Garci o Carlos Saura habían inscrito el nombre de España en una categoría siempre propicia para nuestro cine.

Según los datos, la mejor etapa en cuanto a nominaciones llegó en la década de los 80, con seis: «El nido», de Jaime de Armiñán (1980); «Volver a empezar», de José Luis Garci (1982), «Carmen», de Carlos Saura (1983); «Sesión continua», de José Luis Garci (1984); «Asignatura aprobada», de José Luis Garci (1987) y «Mujeres al borde de un ataque de nervios», de Pedro Almodóvar (1988). También en esta década se logró por fin la preciada estatuilla: fue Garci quien se la trajo a casa gracias a «Volver a empezar».

Hubo que esperar otros diez años para repetir éxito. En 1992, «Belle Époque», de Fernando Trueba, recibía el reconocimiento. Fue la época más florida en esta categoría. Solo cinco años después «Todo sobre mi madre», de Pedro Almodóvar, repetía éxito. Además, en aquellos noventa otros dos títulos tuvieron el honor de estar nominados: «Secretos del corazón», de Montxo Armendáriz (1997) y «El abuelo», de José Luis Garci (1998).

Llegó el nuevo milenio y con él el ostracismo del cine español en la categoría. Solo un ganador en la única nominación recibida. Aquel jovencísimo Alejandro Amenábar con «Mar adentro» se convirtió en el último director español en tocar el galardón.

Más éxito en otras categorías

Más suerte tuvo el cine nacional en categorías artísticas y técnicas. «El laberinto del fauno» recibió, en la gala de 2007, estatuillas al Mejor Maquillaje y a la Mejor Dirección Artística, ambas bajo tutela española. Además, nuestra industria ha tenido representantes en apartados como mejor música original (Alberto Iglesias), cortometrajes («La dama y la muerte» de Javier Recio) y largos de animación («Chico y Rita» de Fernando Trueba y Mariscal).

Aunque el éxito redondo llegó de la mano de Javier Bardem y Penélope Cruz. El intérprete se ganó el Oscar a mejor actor de reparto por su actuación en «No es país para viejos». Penélope Cruz, por su parte, fue nominada en 2006 como mejor actriz por «Volver» y como mejor actriz de reparto en 2009 por «Vicky Cristina Barcelona» (con la que se llevó el Oscar) y en 2010 por «Nine».