ES NOTICIA EN ABC
Balance de taquilla

El cine español salva la cara en el ecuador de 2017

El éxito de «Es por tu bien», que recauda uno de cada tres euros, y los próximos estrenos permiten soñar con mantener las buenas cifras de los últimos años

Javier Cámara (i), Roberto Álamo (c) y José Coronado (d), los protagonistas de «Es por tu bien», el filme más visto de lo que llevamos de 2017
Javier Cámara (i), Roberto Álamo (c) y José Coronado (d), los protagonistas de «Es por tu bien», el filme más visto de lo que llevamos de 2017
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Una sala de cine es un ecosistema tan frágil como acogedor. Cualquier cambio en el exterior provoca que su población aumente o corra el riesgo de desaparecer. El calor asfixiante y el frío esquimal sientan bien a los inquilinos de butacas: durante dos horas la ola de calor o la lluvia torrencial desaparecen. También las vacaciones, sobre todo escolares, hacen que los nuevos espectadores crezcan frente a la gran pantalla a golpe de estreno de animación. Toda esta ecuación, unida a la temporada de premios, la manejan las productoras y distribuidoras españolas para programar sus estrenos entre los grandes nombres que llegan desde Hollywood. Y es que en el mundo del cine, donde todo está milimetrado más allá del formato de 35 milímetros, todo se cuantifica antes de enviar una película a la sala. Tradicionalmente, los seis primeros meses del año son flojos para la taquilla: las películas que compiten por el Goya se reservan para el final de año para que los académicos las tengan frescas en su memoria a la hora de votar mientras que los «taquillazos palomiteros» buscan su ventana en las vacaciones. Así, estos seis primeros meses no han sido los más alentadores para la industria del cine español, que pese a todo tiene datos para la ilusión por mantener la línea positiva que arrastra desde el año 2014.

Durante el primer semestre de 2017 se han estrenado 75 películas que han acumulado 29,9 millones de euros en taquilla. Es apenas un millón y medio más que en el mismo periodo del 2016. Eso sí, el año pasado hubo trece estrenos menos. El factor desequilibrante tiene nombre propio: «Es por tu bien». La película protagonizada por José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo ha rondado los diez millones de euros en taquilla, según los últimos datos oficiales de Comscore distribuidos por el ICAA. Si descontamos los números uno de estos dos últimos años, el balance es que en 2016 hubo más espectadores y más taquilla pese a tener menos estrenos nacionales. No solo eso. Las películas de clase media se han empequeñecido. En 2016 hubo 19 cintas que recaudaron más de cien mil euros y nueve que sobrepasaron el millón de euros; este año las cifras son inferiores en todas las categorías. En toda esta marea de cifras, lo que cada vez se hace más evidente es que el espectador de cine español busca las comedias o el thriller por encima del nombre del cineasta.

Más género, menos autor

Las tres películas más vistas de los últimos cinco años tienen a Atresmedia o Mediaset detrás, excepto «Los amantes pasajeros»

Las tres películas más vistas en 2017 a mediados de junio- «Es por tu bien» (9,5 mill. de euros), «Contratiempo» (3,6) y «El guardián invisible» (3,6)- están dirigidas por cineastas que van y vienen del mundo de la televisión. No es hasta Álex de la Iglesia, en el cuarto lugar gracias a «El Bar» (2,8), donde se reconoce al autor por encima del género. En 2016 también dominó la acción y la comedia: a estas alturas de año lo más visto hecho en España era «Cien años de perdón» (6,6 mill. de euros), que narra un atraco a un banco con trasfondo político, seguido por el particular humor de Paco León en «Kiki, el amor se hace» (6,1), y en tercer lugar «Julieta» (2,1), de Pedro Almodóvar. Es una tendencia que se repite en los últimos tiempos. Desde 2013, comedias como «Ocho apellidos vascos», películas de acción como «El niño» o infantiles como «Atrapa la bandera» lideran las listas de lo más taquillero del cine español. Sin embargo, lo más llamativo es que las tres más vistas del último lustro -incluyendo 2017- están bajo el amparo de Mediaset o Atresmedia. Solo El deseo, la productora de los hermanos Almodóvar, ha sido capaz de colar un filme («Los amantes pasajeros») entre lo más visto sin contar con el apoyo de los dos monstruos mediáticos.

El dato más positivo que deja el último informe de junio facilitado por el Ministerio de Cultura es que el número de espectadores que va a ver estrenos españoles ha crecido respecto al año anterior en 80.000 personas. Además, la media de lo recaudado por cada espectador también crece, y pasa de 5,95 euros en 2016 a 6,20 de 2017.

Desde los escenarios

Protagonistas de «La llamada»
Protagonistas de «La llamada»- ABC

El teatro siempre ha sido una buena fuente de inspiración para el cine. Lo que no es tan habitual es que dos obras que han triunfado en las salas de España hayan sido adaptados prácticamente al mismo tiempo. «La llamada», un musical que lleva desde 2013 cosechando éxitos en el Teatro Lara, y «Toc Toc», que durante ocho temporadas ha escenificado los trastornos obsesivo compulsivos de unos pacientes, llegarán a los cines en septiembre.

Fotograma de «Oro»
Fotograma de «Oro»- ABC

Poco después, en noviembre, aterriza la nueva colaboración entre el director Agustín Díaz Yanes y Arturo Pérez-Reverte tras «Alatriste» (2006). Se trata de «Oro», el viaje de los conquistadores españoles en el siglo XVI en busca de El Dorado por tierras americanas y que protagonizan Raúl Arévalo, José Coronado y Bárbara Lennie. Con algo menos de historia nacional se estrenará también la nueva película de Fernando León de Aranoa, «Escobar», con Penélope Cruz y Javier Bardem como protagonistas de la última moda del cine en todo el mundo: contar la historia de los narcotraficantes.

Antes, este mismo viernes, llegan tres películas con peso suficiente para hacer ruido en taquilla y de cara a los premios de la Academia. La primera de ellas, «Verano, 1993», de la debutante Carla Simón, se ha erigido como la gran sorpresa de lo que llevamos de año y apunta a que el Goya a la dirección novel, y quién sabe cuántos más, van a ir para ella. Un drama lleno de luz y ternura, que ha triunfado en los festivales de Berlín y de Málaga, y que puede seguir los pasos de Raúl Arévalo el año anterior. También se estrena «Colossal», de Nacho Vigalondo, con protagonistas internacionales (Anne Hathaway y Dan Stevens) y que pese a las buenas críticas tras pasar por San Sebastián ha tenido dificultades para ser distribuida en nuestro país. Este viernes se produce también el regreso de Imanol Arias a la comedia con «Despido procedente», que junto a «Señor, dame paciencia», que comenzó su andadura comercial el pasado fin de semana recaudando casi un millón de euros, prometen empujar para mejorar los datos de taquilla. Futuros éxitos que hacen presagiar que el cine español seguirá viviendo un idilio con su público, una audiencia que siempre estuvo ahí.