reuters

El villano de «Star Wars: El despertar de la fuerza» no será un Sith, sino un nazi

J.J. Abrams, el encargado de dirigir el Episodio VII de la saga galáctica, ha contado algunos detalles sobre el orígen del personaje interpretado por Adam Driver

Actualizado:

El crecimiento profesional de Adam Driver ha sido meteórico. Gracias a su relación con Lena Dunham en «Girls» saltó a la fama y supo aprovechar ese impulso para trasladar su talento a la gran pantalla. Primero conquistó a los hermanos Coen en «Inside Llewyn Davies» y ahora a J.J. Abrams, que le ha colocado como el antagonista oficial de la película de la saga galáctica, «Star Wars: El despertar de la fuerza».

El esperado Episodio VII llegará a los cines el próximo 18 de diciembre y para calentar motores el director ha concedido a «Empire» una entrevista, y ahora el portal publica un par de frangmentos de la misma, en los que J. J. Abrams se refiere al personaje de Driver, el malo de la película a falta de un Darth Vader.

«Kylo Ren no es un sith. Él trabaja bajo las órdenes del Líder Supremo Snoke, una poderosa figura del Lado Oscuro», un personaje obsesionado con Vader, que aún muerto sigue extendiendo su influencia.

El origen del origen

También ha hablado sobre los orígenes de la institución conocida como La Primera Orden: «Todo surgió en una conversación sobre qué hubiese pasado si los nazis hubiesen ido a Argentina, si hubieran trabajado juntos otra vez. ¿Qué podría salir de ahí? ¿Podría existir la Primera Orden como un grupo que admiraba al Imperio? ¿Podría verse el trabajo del Imperio como insuficiente? ¿Podría ser Darth Vader un mártir? ¿Podría existir una manera de ver a través de lo que no se llegó a hacer?», ha comentado Abrams.

Tal y como publica «Vulture», Kylo Ren no sería un Sith, es un nazi. Tal vez el texto en movimiento que sale al principio de la película diga: «Hace mucho tiempo, en una galaxia ocupada por los nazis lejos, muy lejos...».