Si tienes que pasar la ITV del coche presta atención a estas novedades

Los conductores tendrán la posibilidad de elegir la estación donde pasar la segunda inspección tras la obtención de un resultado desfavorable en la primera

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Libre elección de estación, lectura del ordenador de a bordo o controles más exhaustivos de las emisiones son algunas de las novedades a las que tendrán que enfrentarse los conductores que a lo largo de 2019 tengan que pasar la ITV. Se trata de unas modificaciones vigentes desde el pasado 20 de mayo y afecta a todos los que someter los vehículos.

La inspección la deben superar todos los automóviles a partir de los 4 años de su matriculación. La revisión para los coches de entre 4 y 10 años de antigüedad se debe realizar cada 2 años. Y cuando el vehículo tenga más de 10 años, debe pasar la ITV cada año. Si el coche ha sufrido desperfectos notables en un accidente o cuenta con modificaciones que varíen la tarjeta ITV, debe pasar esta revisión aunque no haya cumplido los 4 años.

También abre la posibilidad de pasar la ITV hasta un mes antes de la fecha de su vencimiento, sin que por ello se modifique la fecha de la siguiente inspección, y se admite la ITV realizada en otro estado miembro de la Unión Europea cuando se solicite su matriculación en España, mientras que podrán ser catalogados como históricos aquellos vehículos con más de 30 años desde su primera matriculación.

Con la nueva normativa los conductores tendrán la posibilidad de elegir la estación donde pasar la segunda inspección tras la obtención de un resultado desfavorable en la primera. Con dicha norma, la segunda estación elegida por el usuario se limitará a comprobar que, efectivamente, los defectos detectados en la primera han sido reparados.

Además, con ella se asegura la imparcialidad de los operadores mediante incompatibilidades específicas del comercio de vehículos y de las empresas de transporte por carretera y la exigencia de que todas las estaciones de ITV estén acreditadas como organismo de inspección de tercera parte, tipo A.

Por su parte, las estaciones también utilizarán herramientas de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD). En 2018, se empezará con el control de emisiones y será a través de las estaciones de ITV donde se establezca cuándo y cómo se realizará el control del resto de elementos del vehículo, como, por ejemplo, el sistema antibloqueo de frenos, el control de estabilidad, los airbags o los pretensores de los cinturones de seguridad, entre otros. Asimismo, se reforzarán los procedimientos de formación de los inspectores, con formación de actualización cada tres años.

Ya que las nuevas normas están vigentes, se puede traer un coche importado de otro país miembro de la Unión Europea y no será obligatorio pasar la ITV inmediatamente. La nueva ITV reconocerá certificados expedidos en el resto de países miembros.

Emisiones

los vehículos podrán ser rechazados si los datos del ordenador de a bordo (OBD) señalan que las emisiones están por encima de las permitidas.

Sin embargo, hay que destacar que entre los nuevos cambios de la ITV no se incluyen, de momento, las emisiones de óxido de nitrógeno. La propia Asociación de ITV (AECA) ha tenido que desmentirlo: “Los controles de NOx están pendientes de que la administración los recoja en el Manual de Procedimiento de Inspección.”

Sí se seguirá controlando de momento el monóxido de carbono. Las ITV deben seguir haciendo un control de las partículas en vehículos diésel y el CO en los de gasolina. Sin embargo, la Directiva Europea no ha establecido normas para controlar el tipo de emisiones NOx. Cada estado miembro debe decidir cómo y cuándo incorporarlo a la inspección técnica.

Vehículos históricos

Un vehículo, a partir de la nueva normativa ITV, podrá solicitar la matrícula histórica si el vehículo fue matriculado por primera vez con una anterioridad mínima de 30 años, si su tipo concreto ha dejado de producirse, y si está en su estado original y no ha sido sometido a ningun cambio fundamental.

Este tipo de matrícula tiene ciertas ventajas como condiciones especiales para pasar la ITV y reducciones en los impuestos, entre otras cosas.