Así se comporta el nuevo Toyota GR Supra: vuelve la leyenda

Este deportivo, con un precio de 69.900 euros y cuyas entregas se harán en verano de 2019, es una estimulante mezcla de potencia, agilidad y precisión al volante

MADRIDActualizado:

Construido teniendo muy presente el legado de las generacioens anteriores de Supra y del 2000GT de 1967, el nuevo Toyota GR Supra, ya en su quinta generación, ha sido concebido como un deportivo en toda su pureza, sin ninguna concesión que pueda limitar el placer de conducción. Los amantes del motor pueden esperar con este modelo Toyota una estimulante mezcla de potencia, agilidad y precisión al volante, gracias a la forma en que Supra combina una batalla corta con un gran ancho de vías, un peso reducido, un centro de gravedad bajo y una carrocería muy rígida. Ya disponible con un precio de 69.900 euros, las entregas a clientes del nuevo Supra, que se fabrica en Graz (Austria) comenzarán en verano de 2019.

El motor 3.0 litros cuenta con un turbocompresor de doble entrada y desarrolla 340 CV DIN y 500 Nm de par. En conjunción con una transmisión automática de ocho velocidades, se caracteriza por una aceleración potente, con una gran cantidad de par disponible en todo el abanico de regímenes del motor.

Durante una prueba por carreteras tanto urbanas y extraurbanas por Madrid, así como una toma de contacto con este modelo en el Circuito del Jarama, ha demostrado su agilidad, estabilidad y un placer de conducción más que satisfactorio.

Imagen compacta y potente

Ya a primera vista se puede determinar que el nuevo el nuevo GR Supra tiene el mismo formato de los deportivos clásicos, con un potente motor delantero de seis cilindros y tracción a las ruedas traseras, como sus célebres predecesores. El equipo se orientó bajo las palabras «extremo condensado», que hacen referencia directa a la estructura del vehículo y que abarcan tres elementos principales: corta distancia entre ejes, llantas grandes y presencia potente; habitáculo biplaza y capó largo con una carrocería compacta.

El diseño frontal se inspiró en la cuarta generación del Supra, pero tiene una imagen aún más expresiva, con una presencia baja enfatizada por una prominente parrilla central flanqueada por unas grandes entradas de aire que no son simples características de diseño, sino que además resultan esenciales para refrigerar el motor. Los inconfundibles faros frontales presentan una disposición de LED con seis lentes, e incorporan tanto los intermitentes como las luces de circulación diurna. La colocación de las luces más adentro, hacia el morro del vehículo, suman más volumen visual y potencia a las aletas delanteras.

En la vista lateral, el capó bajo genera una línea dinámica que fluye hacia atrás desde el largo morro del vehículo, mientras que el borde posterior del capó y el alerón trasero están prácticamente a la misma altura, enlazados por una baja línea de cintura. El habitáculo presenta una marcada angulación hacia atrás, con los pilares delanteros ocultos y las líneas de carácter en los laterales del techo que subrayan un habitáculo compacto y ajustado.

En el centro de la acción

El entorno del conductor en el nuevo Toyota GR Supra combina a la perfección elementos de vehículo deportivo con funciones ultramodernas. Diseñado para ayudar al conductor a centrarse exclusivamente en la conducción, bebe directamente de la influencia de la disposición típica de los monoplazas de competición.

El salpicadero horizontal, bajo y fino, maximiza la visibilidad delantera a través del parabrisas, lo que ayuda al conductor a situar el vehículo con precisión al circular a gran velocidad, mientras que los controles principales están agrupados en un pequeño espacio para facilitar y agilizar su uso. El cuadro de instrumentos, la consola central y los acabados de las puertas presentan un diseño continuo a juego que confiere a la cabina un toque uniforme.

El panel de instrumentos, los indicadores y las levas de cambio se sitúan justo delante del conductor. La pantalla del cuadro de mandos, de 8,8 pulgadas y alta definición, se ve claramente a través del volante, con el tacómetro con efecto 3D y el indicador de marcha situados en el centro; a la izquierda se encuentra el velocímetro digital y a la derecha la información del sistema multimedia y navegación. Y una consola central asimétrica marca una clara división entre la zona envolvente del conductor y el lado del pasajero, más abierto, dentro del habitáculo.

Este modelo no brilla especialmente por la capacidad de su maletero, pero es lo bastante grande para el equipaje de dos personas para un fin de semana y se puede ampliar quitando un panel extraíble, y disponer así de espacio para una bolsa de golf o para todo el equipo necesario para un día en el circuito.

Equilibrio y rendimiento óptimos

Las prestaciones del GR Supra radican radican en su motor de 3.0 litros con seis cilindros en línea, que desarrolla 340 CV DIN y 500 Nm de par. Cuenta con un turbocompresor de doble entrada, inyección directa de alta precisión y control de válvulas continuamente variable, para conseguir un par líder en el segmento a partir de regímenes muy bajos. La unidad combina potencia, un buen equilibrio y un régimen de giro elevado con una estimulante aceleración y una vibración mínima.

También emplea un sistema de reglaje variable de válvulas accionado mediante un motor eléctrico, que permite controlar con precisión la apertura y el cierre de las válvulas de admisión y escape, en función de las condiciones de la conducción y las acciones del conductor. El resultado es un desarrollo lineal de un par elevado a cualquier régimen del motor, así como una gran potencia a altas revoluciones. La apertura de la válvula de admisión se controla en función de la situación de conducción, con lo que se reducen las pérdidas de bombeo y se consigue una elevada potencia.

El motor va asociado a una transmisión automática de ocho velocidades que permite subir o bajar de marcha a toda velocidad, con relaciones bajas para las marchas más cortas. El conductor puede hacerse cargo del cambio de marchas mediante las levas montadas en el volante, y puede seleccionar los modos de conducción «Normal» o «Sport» según se adapten mejor a sus preferencias y a cada circunstancia.

Asimismo, mediante la función «Launch Control» se puede conseguir una potente aceleración desde el arranque con una tracción máxima, lo que permite nuevo GR Supra a pasar de 0 a 100 km/h en solo 4,3 segundos. El sonido y la respuesta del motor, el patrón de cambio, la amortiguación, la dirección y el funcionamiento del diferencial activo varían cuando el conductor selecciona el modo «Sport». El Control de Estabilidad incorpora un ajuste especial de circuito, que reduce el nivel de intervención del sistema para que el conductor tenga más control sobre el rendimiento dinámico del vehículo.

También se incorporan de serie sistemas como el ABS, Control de Estabilidad, Control de Tracción y Asistencia al Arranque en Pendientes, que genera movimientos adicionales de balanceo mediante la intervención independiente de los frenos para mejorar la agilidad y la trazada.

La seguridad por bandera

Para Toyota la seguridad es siempre una prioridad. En este modelo destaca el pack GR Supra Safety Sense+, que incorpora un completo abanico de prestaciones de seguridad activa. Se trata del Sistema de Seguridad Precolisión, con una función de detección de peatones y la capacidad de detectar ciclistas al circular de día, la Alerta de Cambio Involuntario de Carril con asistencia a la dirección, Control de Crucero Adaptativo, Control Inteligente de Luces de Carretera y Reconocimiento de Señales de Tráfico.

Además, Supra incorpora sistema de Faros Direccionales, que ajusta la iluminación de los faros delanteros en función del ángulo de dirección, Control de Ángulo Muerto con Alerta de Cambio Involuntario de Carril, Alerta de Tráfico Cruzado Posterior y sensores inteligentes de aparcamiento con frenado automático para evitar colisiones con objetos o con vehículos que se acerquen en cualquier dirección al salir marcha atrás de una plaza o una rampa de aparcamiento. Todas las versiones del Toyota Supra GR cuentan con alarma, Sistema de Control de Presión de los Neumáticos y una función E-Call, que envía una alerta automática con la ubicación a los servicios de emergencia en caso de accidente.