Volkswagen

Passat 2019: Más tecnología para la renovada berlina de Wolfsburgo

Incorpora ayudas de conducción semiautónoma hasta 210 kilómetros/hora y la versión enchufable GTE aumenta su autonomía hasta 56 kilómetros

FráncfortActualizado:

Treinta millones de unidades vendidas avalan la trayectoria del Volkswagen Passat. La berlina alemana y su carrocería Variant, así como la opción todocamino Alltrack (con dos centímetros más de altura libre al suelo), afrontarán una nueva actualización este octubre, que la dotará de más tecnología, nuevas habilidades de conducción semiautónoma y más autonomía a su versión enchufable GTE.

Passat GTE
Passat GTE

La principal novedad es la incorporación del avanzado sistema de asistencia Travel Assist, que combina cuatro asistentes como el control de crucero adaptativo o el asistente de atascos, de tal manera que el vehículo puede arrancar, estacionar o mantenerse en el carril a velocidades de entre 0 y 210 kilómetros por hora (de 30 a 210 en opciones con cambio manual). El sistema emplea una cámara frontal pero también los datos de navegación para adecuarse a la velocidad indicada por las señales de tráfico, de manera muy efectiva según hemos podido comprobar. También ajusta la velocidad de forma predictiva si, por ejemplo, hay una curva cerrada más adelante, indicando con antelación en todo momento al conductor cómo planea actuar.

Passat Berlina
Passat Berlina

Los cambios son también profundos entre la paleta de motores. La opción enchufable GTE ofrece ahora 56 kilómetros de autonomía en modo eléctrico bajo el nuevo ciclo de medición WLTP, equivalentes a unos 70 en el anterior NEDC, un 31% más. Lo hace gracias a una nueva batería de 13 kWh, que en la práctica promete permitir realizar la inmensa mayoría de desplazamientos urbanos sin emisiones. La nueva batería necesita el mismo espacio que la anterior, de 9,9 kWh, ya que la mejoría viene gracias al incremento de la densidad de las celdas, fabricadas por Samsung.

En los recorridos largos, el propulsor eléctrico apoya al de gasolina, ofreciendo tracción total y rindiendo de manera conjunta 218CV (155 del motor TSI 1.5). Se conjuga con un cambio automático DSG de seis velocidades. Su recarga en un Wallbox de 3,6 kWh requiere de unas 3 horas y media (dos horas y media el 80%); mientras que en un enchufe Schuko común se necesitan unas cinco horas y media. Una nueva funcionalidad permite ahora establecer, en modo híbrido, con qué nivel de carga queremos llegar al destino, por ejemplo, para mantener la carga de la batería a la hora de entrar en áreas de bajas emisiones como Madrid Central.

Passat Variant
Passat Variant

El funcionamiento de esta versión es muy confortable y silencioso, según hemos podido comprobar en un recorrido de unos cien kilómetros en los alrededores de Fráncfort. El arranque es en modo eléctrico siempre que la batería tenga carga, aunque el conductor puede optar por seleccionar por defecto el motor de combustión. La transición entre uno y otro es imperceptible, aunque sí se deja notar el incremento de par al emplear ambos motores al acelerar a fondo. El motor eléctrico puede impulsar por sí solo al vehículo a velocidades de hasta 140 kilómetros por hora. Dos indicadores analógicos a ambos lados de la instrumentación digital muestran el nivel de carga del depósito de gasolina y de la batería, mientras que a través de la palanca de transmisión se puede optar por un modo D sin retención y un modo B con retención, sin que ésta se pueda modular.

Un botón en el árbol central permite alternar entre modo eléctrico, híbrido -con varias opciones: mantenimiento de carga de la batería, híbrido convencional o recarga de la batería empleando el de combustión como generador- o de combustión.

Passat Variant
Passat Variant

La oferta mecánica incorpora también la nueva generación de motores diésel TDI EVO de dos litros, con cuatro cilindros, 150CV y una eficiencia, según Volkswagen, considerablemente mayor que su predecesor en términos de consumos y emisiones. A este respecto emplea un sistema SCR con dos catalizadores y dosis doble de urea (AdBlue). Otros tres propulsores de gasóleo, de 120, 190 y 240CV (este último, que también hemos podido probar, muy ágil); y tres TSI de 150, 190 y 272CV -todos con filtro de partículas-, completan la gama. Se pueden asociar con cambios manuales de seis velocidades o automáticos de doble embrague DSG de seis o siete velocidades, y tracción delantera o total 4Motion. Se ofrecen varios modos de combustión, que afectan a la dirección, el cambio o la respuesta del motor, así como a la suspensión adaptativa DCC en las versiones que la equipan: ECO, Confort, Normal, Sport o Individual.

Otra novedad es el añadido del sistema de infoentretenimiento MIB3,con conectividad a internet en todo momento (para ofrecer navegación en tiempo real o música en streaming), integración sin cables a teléfonos iOS y opción de mostrar aplicaciones del teléfono directamente en la pantalla del vehículo. Asimismo, los smartphone de Android se podrán utilizar como llave para abrir y arrancar el vehículo. La visualización del infoentretenimiento se realiza a través de una pantalla de 8 ó 9,2 pulgadas, en función del acabado.

El Passat será el primer Volkswagen en estrenar la nueva oferta digital We Services, y España será el primer país tras Alemania en poder disfrutar de su potencial. Entre la gama de servicios, que serán gratuitos durante los tres primeros años -incluyendo la conectividad a internet- y de pago (con un coste estimativo entre 140 y 240 euros) a partir de esa fecha, se incluye el asistente de plazas de aparcamiento We Park, el recomendador de actividades We Experience (por ejemplo, recomienda lavar el coche si el tiempo lo aconseja en los próximos días, y los mejores sitios para hacerlo), la funcionalidad We Connect Fleet para gestión de flotas y la llave digital We Deliver, que permite a las empresas de paquetería depositar las compras online en el interior del vehículo mediante una apertura remota gestionada por la propia Volkswagen. La aplicación móvil We Services permite consultar desde el teléfono móvil el nivel de carga de la batería, del depósito de gasolina o preconfigurar la temperatura de la climatización.

Travel Assist con navegación predictiva: el sistema detecta una curva cerrada y adapta la velocidad para tomarla con comodidad
Travel Assist con navegación predictiva: el sistema detecta una curva cerrada y adapta la velocidad para tomarla con comodidad

Los principales cambios en el diseño afectan a los parachoques delanteros y traseros y a la rediseñada parrilla; mientras que las nuevas ópticas LED presentan una nueva firma lumínica, especialmente con los nuevos faros matriciales IQ.LIGHT, de serie en el acabado Executive, al que completa por arriba el acabado R-Line y por debajo las opciones Passat y Business. En el interior, la principal novedad es un nuevo volante capacitivo y un Digital Cockpit actualizado con una mejor definición. A nivel estético, se ha sustituido el reloj analógico del salpicadero de anteriores versiones por la palabra “Passat” y nuevas posibilidades de iluminación ambiental, que se refleja también en el mencionado Digital Cockpit. Asimismo se incorpora un puerto de conexión USB tipo C en la consola central.

En su lanzamiento estará disponible una versión especial denominada Passat Performance, con 2000 unidades para toda España (50 para España). Ofrecerá el color “gris piedra lunar” y el motor gasolina de 272CV y diésel de 190 ó 239CV.

En el caso de la carrocería berlina podría ser la última generación en ser comercializada, según adelantaron de Volkswagen durante su presentación, ya que la marca se enfoca en el coupé Arteon y en su ofensiva SUV.