Sucedía en el sorteo de 2012. Este número, el 76.058 se convertía en «El Gordo»
Sucedía en el sorteo de 2012. Este número, el 76.058 se convertía en «El Gordo» - abc.es

Lotería de Navidad 2013: Las anécdotas y curiosidades del último sorteo

En 2012 se vieron personajes de lo más variopinto en el Teatro Real, mientras se sucedían escenas de alegría en distintos puntos de España

Actualizado:

Entre las curiosidades del sorteo de Lotería de Navidad del año pasado, algún que otro error informático que provocó una alegría momentánea» en algunas localdiades, o la de ser el último sorteo no sujeto al tributo especial del 20%.

Por primera vez parte del Gordo se vendió por Internet

Pero además, por primera vez en la historia de España, una parte del Gordo de la Lotería de Navidad se vendía por Internet. La empresa Ventura24.es fue la encargada de repartir en su página web y en la peña Sueños, una serie y 7 décimos del número 76.058, valorados en 6,8 millones de euros. Su directora general, Zuriñe de Sáez de Viteri, reconocía que aunque «en España, desde hace unos 15 años se vende por Internet [décimos de] Lotería de Navidad y esta es la primera vez que toca el Gordo».

Vendieron 17 décimos del número 76.058 a través de su web, de los cuales doce fueron adquiridos por clientes individuales, que se llevaron de premio 400.000 euros por cada uno, y el resto a través de cinco peñas. Una de ellas es Sueños, en la que participa una de las trabajadoras de Ventura24.es, Bárbara González, que le contaba a todo el mundo lo feliz que estaba porque recibirá 2.600 euros, «una paga extra». Cada décimo de las peñas corresponde a 150 personas; por lo que el premio ha estado muy repartido, ya que 750 personas recibirán 2.600 euros, ha explicado.

La directora ha dicho que Ventura24.es compró diez décimos a la Administración nº1 Alacuas de Loterías Castillo en Valencia y siete a la Administración nº2 de El Burgo de Osma (Soria).

El Gordo llega a Huelva por primera vez en la historia

Es la provincia andaluza que habitualmente menos juega a la lotería. La suerte siempre ha pasado de largo por Huelva pero, en esta ocasión, parece que los Magos, que también estuvieron por estas tierras de Tartessos, han querido repartir una parte del Gordo en Villarrasa. Esta localidad del Condado, de apenas 2.000 habitantes, recibía la noticia con alegría poco después de las 10 de la mañana. Pedro Medina, un vecino del municipio de 54 años, casado y padre de dos hijos, ha sido el único premiado. Compró un décimo del 76.058 dos meses antes del sorteo.

Él y su mujer llevaban varias participaciones de las hermandades del pueblo y este décimo, que adquirieron en un estanco de la localidad. Fue María López, su esposa, quién pidió el número. Su intención era comprar uno que coincidiera con su fecha de nacimiento o la de alguno de sus hijos. Cuando Pablo Castellano, que regenta el estanco, le dijo que no tenía esas cifras, le ofreció un décimo terminado en 58. Tanto Pedro como María nacieron en 1958, por lo que le pareció un número que les podría traer suerte.

Cuando pasaban treinta minutos de las 10, Pedro Medina, que se encontraba en su campo con el ganado, recibió la llamada de unos vecinos que le dijeron que el Gordo había caído en Villarrasa. Rápidamente llamó a su mujer y le preguntó. Al decirle que terminaba en 58, miró el décimo que tenían y resultó que eran los ganadores. Un único premio, de 400.000 euros, que fue expedido por la máquina instalada en el citado estanco. Hace un año ya. Quizás 2013 de nuevo deje un «Gordo» en esta provincia.

Un error informático provoca decepción por un «falso Gordo»

Un error en la web de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) atribuía hace ya casi un año la venta de una parte del Gordo de Navidad a varios establecimientos de diversas provincias españolas, lo que ha provocado primero el revuelo de los vecinos y medios de comunicación y, luego, la decepción. Durante unos minutos varias administraciones de lotería de Teruel, Ávila, Burgos, Salamanca, Vitoria y Toledo, entre otros, aparecían como agraciadas con alguno de los premios del sorteo y finalmente no lo han sido.

Así, las localidades abulenses de San Juan de la Nava y Villanueva del Campillo aparecieron por error entre las agraciadas con uno de los quintos premios, el 11.419, pero finalmente desaparecieron del listado.

También la lotera Nieves, de la administración 21 del barrio salmantino de Puente Ladrillo, confirmaba a los medios de comunicación que había vendido un décimo del Gordo por máquina. Sin embargo, el delegado de Loterías en Salamanca, Federico Anaya, aclaraba a los medios que el Gordo se había vendido en Salamanca y también a través de máquina pero no en esa Administración, sino en un estanco del paseo de Canalejas.

En Burgos capital dos establecimientos aparecían en el listado de la web de Loterías como repartidoras de parte del Gordo, dos décimos, aunque más tarde también desaparecían de ese listado.

En el caso de Teruel el error atribuía parte del Gordo de Navidad, el 76.058, y de un quinto premio, el 85.045, a dos administraciones de la ciudad, lo que provocaba la alegría primero y luego la desilusión, tras unos minutos de confusión.

El último sorteo que no «pagó» a Hacienda

La Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) tuvo que aclarar previo al sorteo de Navidad de 2012 que los premios del sorteo de Navidad así como los de todos los sorteos de cualquiera de las modalidades de Loterías o de apuestas deportivas e hípicas cuyos agraciados sean personas físicas, y celebrados hasta el 31 de diciembre de 2012, inclusive, no estaban «están sujetos a retención o gravamen alguno, independientemente del momento en que se cobren», siempre que sea dentro del período de tres meses a contar desde su celebración.

Así lo explicaron ante las confusiones surgidas debido al nuevo gravámen que entraría en vigor el día 1 de enero de 2013, según el cual por encima de un determinado importe, están sujetos a la retención de un gravamen especial del 20%, de conformidad con lo que a dicho efecto establezca el 'Proyecto de Ley por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica'.