La carta enviada al Papa con el décimo de lotería del número 13313
La carta enviada al Papa con el décimo de lotería del número 13313 - loterías pepito herranz

Lotería de Navidad 2013: «Al Papa Francisco seguro que le gusta recibir un décimo del 13313»

Una administración de San Lorenzo de El Escorial envía un boleto al Pontífice con el número del día de su elección, uno de los más buscados para el Sorteo de este año

Actualizado:

No lo busquen porque no queda ni un décimo con el 13313 de la Lotería de Navidad a la venta. Las tres administraciones que repartían el número con la fecha de la elección del Papa Francisco, todas ellas de Madrid, no dejan de responder a las decenas de llamadas telefónicas que reciben cada día con el mismo soniquete: «Lo siento, pero está todo agotado».

«Nos están bombardeando a llamadas», aseguran en la administración de la Gran Vía, 30, abonada al número desde hace 20 años y que ha repartido los décimos de las cuatro series que le correspondían entre sus abonados.

Solo una administración de Loterías de San Lorenzo de El Escorial se ha reservado algún décimo para sus compromisos y uno en especial para mandárselo al Papa Francisco. «Vamos a regalarle uno al Papa», señala Iván Herranz, administrador de Loterías Pepito Herranz. En la carta que le han enviado, felicitan al Pontífice, al que le informan de lo solicitado que está el número que coincide con la fecha de su nombramiento y expresan su deseo de que reciba «con ilusión» el décimo.

Esta administración de la calle del Rey ha vendido 31.000 de los 32.000 euros totales de ese número al que llevan abonados desde 1920. El propio Iván Herranz siempre ha jugado al 13313 y se ha reservado un décimo. «Siempre se ha vendido entero porque está reservado para clientes de toda la vida, pero este año si hubiera tenido, hubiera vendido el doble visto la cantidad de llamadas», comenta el nieto de Pepito Herranz que trabaja en esta antigua administración familiar desde hace 15 años.

Ricardo Martín es uno de los afortunados que ya guarda en su cartera un décimo del 13313. «Entiendo que las cosas del Señor con la Lotería no van», afirma este cliente de Loterías Pepito Herranz que no oculta sin embargo que le hace «especial ilusión» que el número al que juega desde hace 15 años coincida con la elección del Santo Padre. «Me gusta su forma de ser, es un Papa abierto que me cae muy bien», comenta Martín, seguro de que al Pontífice «le va a gustar seguro» recibir un décimo por correo.

Si le toca pagará su hipoteca y seguirá con su vida normal, pero no confía en que el «número del Papa» le vaya a dar suerte. «Sí que pido que toque a la gente que lo necesita de verdad. Ahí sí que se vería el Señor recompensado», añade.

También en la administración de la calle San Millán de Madrid llevaban el número 13313 desde hace al menos 80 años, según cuenta Francisco Javier Pérez Muñoz. Ya desde abril tenían todos los décimos repartidos entre sus abonados, así que cuando llegaron a principios de julio a la administración de Lotería no pasaron por ventanilla. A pesar de ello, «es una locura la cantidad de llamadas que recibimos», cuenta este empleado de Loterías San Millán y uno de los impulsores de la web Keteapuestas.es.

Inmaculada Sáez es la tercera generación familiar que juega al 13313 en el barrio de La Latina. «Mi abuelo tenía mucha fe en esta administración porque le tocó el Gordo de El Niño en 1955 con un número acabado en 13 que le resucitó del mal momento económico por el que pasaba», comenta Sáez. Ella tiene más fe en otros dos números a los que también está abonada porque nunca le ha tocado el 13313 y no confía en que la fecha de la elección del Papa Francisco le vaya a dar suerte. Sin embargo, asegura que juega «con el mismo fervor todos los números». Puede que este año sea el del 13313...

¿Y qué hará el Papa Francisco si la suerte le sonríe? Probablemente lo destinará a ayudar a los refugiados y los inmigrantes sin recursos, como los supervivientes del trágico naufragio de Lampedusa.