JOSÉ ALFONSO  Una alumna del Instituto Gerardo Diego, ayer, a su llegada al centro con el pañuelo islámico
JOSÉ ALFONSO Una alumna del Instituto Gerardo Diego, ayer, a su llegada al centro con el pañuelo islámico

Najwa no acude al instituto que le permite utilizar el velo porque se siente «presionada»

M. ASENJO | MADRID
Actualizado:

La expectación era ayer máxima a la entrada del Instituto de Educación Secundaria Gerardo Diego de Pozuelo de Alarcón (Madrid), al que debía incorporarse la joven Najwa Malha, tras abandonar el Camilo José Cela, también de Pozuelo, porque su deseo de usar el velo islámico chocaba con las normas internas del centro que prohiben a los alumnos llevar la cabeza cubierta en el recinto escolar.

Pero las expectativas quedaron defraudadas porque Najwa no apareció. Sí lo hizo otras alumna que cubría su cabeza con un pañuelo verde. El portavoz de la familia de Najwa, Mohamed Said Alilech, explicó que la joven no había acudido a clase por decisión familiar, ya que está «muy cansada y muy presionada» por los acontecimientos y prefiere «que se calme todo un poco».

Por otra parte, la familia de la chica llevará a los Tribunales al Instituto Camilo José Cela para defender su derecho a la libertad religiosa, según dijo a Efe su abogado, Iván Jiménez-Aybar. El letrado, profesor de Derecho Eclesiástico en la Universidad Autónoma de Barcelona, confirmó que Najwa retomará mañana las clases «donde puede», es decir, en el Instituto Gerardo Diego de Pozuelo de Alarcón.

El Gerardo Diego no era inicialmente el instituto al que pretendía acudir Najwa, ya que su preferencia estaba en el San Juan de la Cruz, asimismo de Pozuelo. Sin embargo, el Consejo Escolar de este último centro decidió el lunes último por sorpresa modificar el reglamento de funcionamiento e incluir en él la prohibición de acudir a clase con la cabeza cubierta. El San Juan de la Cruz emitió ayer un confuso comunicado en el que justifica su decisión en un afán de evitar «la creación de guetos» y en «favorecer un clima de convivencia». El texto dice que el centro se ha visto inmerso en un «acoso mediático» y en situación de «indefensión».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia