Charlie Sheen en la premier de Scary Movie 5 en Hollywood. REUTERS

Charlie Sheen asegura no poder pagar la manutención de sus hijos

El actor declara estar vetado en Hollywood, no poder conseguir trabajo y tener «menos de diez millones de dólares»

MadridActualizado:

Hace unos años, Charlie Sheen ostentaba el puesto de actor de televisión mejor pagado. La suma que podía llegar a cobrar por cada capítulo de la serie «Dos hombres y medio» rozaba los dos millones de dólares.

En este momento, sin embargo, el actor atraviesa una etapa complicada tanto a nivel personal como profesional. La revista «People» ha accedido a unos documentos judiciales que recogen la solicitud de Sheen para cambiar la custodia de sus cuatro hijos menores.

El actor tiene 5 hijos en total. Cassandra Jade, de 33 años, es hija de Paula Speert, y es la única mayor de edad. Samantha y Lola, de 14 y 13 años respectivamente, son hijas de la actriz Denise Richards. Ella y Sheen estuvieron casados desde 2002 hasta 2006. Max y Bob, gemelos de 9 años, son hijos de la segunda actriz con la que se casó, Brooke Mueller. Estuvieron juntos desde 2008 hasta 2011.

Los documentos consultados por la revista desvelan la incapacidad de Sheen para hacerse cargo de sus hijos económicamente. Al parecer, sus ingresos han sufrido «una reducción significativa», que hace que el actor pase por «una crisis financiera exrema».

Él mismo asegura estar en una «lista negra» dentro de la industria de Hollywood, la misma que le hiciera millonario hace años. Se declara incapaz de encontrar un trabajo fijo, lo que provoca su difícil situación financiera (si se puede llamar así a no alcanzar los diez millones de dólares, que es lo que la revista dice que posee).

Pero ahí no acaba todo. Charlie Sheen está endeudado con hacienda por unos cinco millones de euros, y con trabajadores que le prestaron sus servicios para tareas de mantenimiento y no fueron pagados.

El resonado despido de Sheen sucedió en 2011, después de haber insultado a Chuck Lorre, el creador de « Dos hombres y medio». La serie estuvo parada durante un tiempo hasta que, después de la muerte del personaje de Charlie Sheen, Ashton Kutcher tomó el relevo como protagonista.

Hasta 2015, Sheen mantuvo en secreto que había sido diagnosticado con el virus del VIH. El actor aseguró entonces que evitar que la noticia saliese a la luz le había costado « millones», debido a numerosos chantajes.

Denise Richards, madre de dos de las hijas menores de Sheen, le demandó en 2016 por haber querido suspender sus manutenciones. A partir de entonces, vendió alguna casa y adquirió alojamientos en los que pudiera alejarse de la presión mediática. 9.999.999 dólares es el precio de la mansión de Sheen en Beverly Hills que aún sigue en venta.