«La Esquina» del estadio Santiago Bernabéu, ya vallada para por los operarios
«La Esquina» del estadio Santiago Bernabéu, ya vallada para por los operarios - BELÉN DÍAZ

El nuevo Bernabéu comienza su transformación el 24 de junio

El Real Madrid iniciará la obra con el derribo de «La Esquina». Este verano se cimentarán las torres de la Castellana

MadridActualizado:

La empresa constructora FCC, encargada de dar vida al nuevo Bernabéu del Real Madrid, ya ha colocado el vallado de obra bordeando «La Esquina» que da a la plaza de Los Sagrados Corazones y el edificio anexo de Padre Damián. El próximo lunes 24 de junio comenzará la demolición de esta emblemática instalación de servicios para iniciar la metamorfosis del estadio, cuya remodelación no se verá completada hasta 2022.

El club que preside Florentino Pérez pondrá el broche a la actividad deportiva el domingo 23, cuando se celebra una nueva edición del evento «Corazón Classic Match», un partido benéfico donde se miden leyendas del Real Madrid frente a jugadores míticos de otros equipos. Este año, la jornada se disputa en el terreno de juego contra el Chelsea. Un día más tarde tomarán el relevo los obreros, la piqueta y las grúas.

Durante este periodo estival las actuaciones se centrarán en el entorno de «La Esquina», que una vez demolida dará paso al nuevo espacio verde de convivencia vecinal que ocupa el espacio comercial, de 10.000 metros cuadrados. En paralelo se cimentarán las que serán las nuevas torres de acceso de la Castellana, que podrán terminarse una vez comience la temporada porque no afectarán al funcionamiento del estadio, ya que las viejas continuarán operativas.

También se prevé el desmontaje de la cubierta de las gradas de los fondos y del lateral oeste. El verano que viene se erigirán las dos nuevas torres de acceso y evacuación en el lateral oeste. Después, se intervendrá sobre las otras dos.

Doce metros más alto

El templo blanco del futuro crecerá en doce metros de altura para que pueda construirse una cubierta retráctil, consistente en una membrana translúcida de 15 metros, que permitirá utilizar el terreno de juego con independencia de la climatología y reducir el impacto acústico para los vecinos.

La gran esencia del renovado recinto será su fachada, a la que le dará vida un revestimiento de acero inoxidable. El graderío también se rediseñará y se situarán en su interior las nuevas áreas comerciales, de ocio y restauración. Además, se reformará el entorno urbano con un nuevo espacio en el paseo de la Castellana, una nueva gran plaza central, la peatonalización de la calle de Rafael Salgado y un parque en la mítica esquina de Padre Damián.

El Gobierno de Manuela Carmena, a través del delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha despejado el camino a Florentino Pérez para iniciar su reforma antes de que culmine el mandato. Lo único que queda por firmarse, herencia para el nuevo gobierno municipal que se constituya el próximo sábado, es un plan de movilidad sostenible que tienen que pactar Real Madrid y Ayuntamiento para descongestionar de tráfico la zona en los días de partido. Uno de los asuntos a resolver para dar respuesta a las quejas vecinales es reubicar el estacionamiento de los autobuses que trasladan a los aficionados y que aparcan actualmente en Concha Espina.