Recreación de cómo será el nuevo estadio, visto desde la Castellana - ABC / Vídeo: El nuevo Santiago Bernabéu: un estadio renovado que mantendrá la misma esencia

El nuevo Bernabéu salva el último escollo para comenzar la reforma

Manuela Carmena y Florentino Pérez presentan hoy la transformación del estadio y su entorno por 525 millones.

Las obras se inician a finales de mayo

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid selló el pasado jueves el último trámite administrativo que tenía que salvar el Real Madrid para reformar el Santiago Bernabéu: la licencia urbanística de edificación para el estadio y su entorno. El Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), que dirige José Manuel Calvo, pone el broche a esta operación que tantas incógnitas suscitó con la llegada de Ahora Madrid al Palacio de Cibeles. El club comenzará las obras cuando termine la temporada, en mayo. La metamorfosis completa del coliseo no se verá hasta dentro de tres años, en 2022.

Tal y como estaba previsto, el recinto crecerá en doce metros de altura (en su punto más alto) para que pueda construirse una cubierta retráctil, consistente en una membrana translúcida de 15 metros, que permitirá utilizar el terreno de juego con independencia de la climatología y reducir el impacto acústico para los vecinos.

La gran esencia de la renovada instalación será su fachada, a la que le dará vida un revestimiento de acero inoxidable, con tonalidad clara y brillo controlado, que envolverá en su totalidad el recinto deportivo. El graderío también se rediseñará y se situarán en su interior las nuevas áreas comerciales, de ocio y restauración. Además, se reformará el entorno urbano con un nuevo espacio en el paseo de la Castellana, una nueva gran plaza central, la peatonalización de la calle de Rafael Salgado y un parque en la mítica esquina de Padre Damián.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló en febrero de 2015 el planeamiento para el nuevo Bernabéu que bendijo Ana Botella (PP) en noviembre de 2012 mediante modificación del Plan General de Ordenación Urbana. Entonces, el Ayuntamiento concedía al Real Madrid los terrenos del paseo de la Castellana a cambio de otros infra dotados en Carabanchel, aspecto que chirrió a la Justicia.

Una actuación compleja

La Corporación actual obligó al club blanco a rehacer el proyecto a través de un Plan Especial y le impuso una serie de exigencias sobre la movilidad en la zona y el acondicionamiento del entorno; todo ello, con coste cero para las arcas municipales. Florentino Pérez lo asumió, incluso poniendo fin a su sueño de construir un hotel en el estadio, a cambio, fundamentalmente, de que los trámites se agilizaran lo máximo posible.

El Madrid presentó la primera solicitud de licencia urbanística el 13 octubre de 2017. «Año y medio es un tiempo muy razonable, atendiendo a la complejidad que supone una remodelación integral de un edificio de 60 años», apunta Calvo, el delegado del urbanismo de la ciudad, quien añade: «Esta remodelación supone un ejemplo más de la diferencia entre los gobiernos del PP, que prometían mucho y resolvían muy poco, mientras nuestro gobierno promete menos y ofrece resultados».

El pasado mes de septiembre, el Real Madrid solventó uno de sus principales obstáculos: cómo financiarse. Los 400 millones que iba a costar la obra los iba a aportar International Petroleum Investment Company (IPIC), propiedad de Cepsa, pero ésta rompió el acuerdo en noviembre de 2017 al modificarse el proyecto del estadio tras las nuevas demandas de Ahora Madrid. La junta de accionistas de la sociedad deportiva aprobó autorizar la solicitud de un crédito de 525 millones de euros para reacondicionar el Bernabéu. El nuevo estadio se prevé financiar en un plazo máximo de 35 años, como avanzó ABC, con un pago de intereses de 25 millones anuales (el 3% de los ingresos actuales de la entidad).

El presidente del club, Florentino Pérez, y la alcaldesa, Manuela Carmena, comparecerán hoy, a las 13.30 horas, en el palco de honor del templo madridista para contar las claves de la operación. También hará su aportación sobre los hitos de la transformación Tristán López-Chicheri, representante del grupo arquitectónico L35-Ribas, que junto a GMP Architekten, resultó ganador del concurso internacional para esta actuación.

«El acto pone de manifiesto la eficacia de este gobierno. Cuando llegamos, el plan para la remodelación del Bernabéu había sido recurrido y anulado por los tribunales. Nosotros hicimos un nuevo plan, que exige al club compromisos con la ciudad. Además, hemos tramitado una licencia de obras, que no es sencilla, la hemos concedido y las obras van a comenzar en los próximos días», manifiesta el responsable de DUS.

Calendario

Las primeras actuaciones que se ejecutarán a partir de mayo serán la demolición de «la esquina» y la de las torres de la Castellana. Casi simultáneamente, se construirá el nuevo espacio verde de convivencia vecinal que ocupa el espacio comercial de Padre Damián con Concha Espina, de 10.000 metros cuadrados y, durante no más de un año, se erigirán, ya en verano, las dos nuevas torres de acceso y evacuación en el lateral oeste. Después, se intervendrá sobre las otras dos.

En el tintero para su rúbrica queda (para la próxima legislatura) el plan movilidad sostenible que tienen que pactar el Real Madrid y el Ayuntamiento. Éste recibirá el visto bueno del Consistorio antes de que se conceda licencia de actividad, en 2022. Este texto recoge la reordenación del entorno reduciendo la capacidad para el tráfico rodado y otras mejoras en torno al estadio. Uno de los asuntos que resolver es el de los autobuses que trasladan a los aficionados y que aparcan actualmente en Concha Espina, generando grandes problemas en la zona.

Se están buscando localizaciones alternativas para su estacionamiento mientras se desarrollan los partidos en la Ciudad Deportiva de Valdebebas o el Parque Juan Carlos I. Los autocares dejarían a los asistentes en el Bernabéu, aparcarían en estos lugares y regresarían para su recogida.

Se contempla también la incorporación de un carril bici trasversal y segregado que discurra por Concha Espina, que cruce la Castellana y conecte con General Perón. Además, se están estudiando otras alternativas para optimizar el estacionamiento en la zona.