Pedro Sánchez
Pedro Sánchez - ÓSCAR DEL POZO

Aumenta la presión a Sánchez en favor de la abstención

Históricos y barones regionales prefieren que el PSOE lidere la oposición

MadridActualizado:

El exministro socialista José Bono se suma a las voces que piden la abstención del PSOE si esta evita la celebración de terceras elecciones.

«España merece tener Gobierno y si fuera necesario que el PSOE se abstuviera para evitar las terceras elecciones, yo creo que por responsabilidad de país, sin nada a cambio, para pasar a la oposición, liderarla y acabar con la teatralidad de una izquierda populista, para volver a ser lo que fuimos. Es lo que tendría que hacer el PSOE», manifestó ayer en La Sexta. Así, el exministro socialista se suma a los socialistas que instan a Pedro Sánchez a no bloquear el país, y a lo que parece vital para el PSOE no sucumbir a un papel secundario en la política nacional.

Las palabras de Bono coinciden con la posición de otros líderes históricos del PSOE. Felipe González y Alfonso Guerra se han mostrado partidarios a que Pedro Sánchez permita «un Gobierno minoritario» así como «evitar unas terceras elecciones». También aboga por la abstención Josep Borrell, a quien Sánchez incluyó en su equipo para las elecciones generales del pasado mes de junio. Incluso Alfredo Pérez-Rubalcaba se mostró contrario a un posible acuerdo con Podemos.

Además, el pasado jueves se hizo público un manifiesto secundado por seis exministros socialistas que pide buscar un acuerdo que ponga en marcha la XII Legislatura.

Homenaje a Peces-Barba

Los exlíderes del partido no son los únicos que presionan a Sánchez. Aunque tras el Comité Federal el PSOE parecía apoyar la posición de su secretario general, han sido muchos los que no cierran la puerta a la abstención. Francesc Romeu, vicesecretario general del PSPV, reflexionaba en una entrevista para este diario publicada ayer que «por encima de los tacticismos están los intereses de los españoles». Como él, Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page han pedido una actuación que se ajuste a los 85 escaños obtenidos en las urnas: la abstención, y liderar la oposición.

Sánchez, que ha optado por la estrategia del silencio desde el 26-J, dedicó ayer un tuit a Gregorio Peces-Barba, histórico del partido y uno de los padres de la Constitución. «Hace cuatro años nos dejó Gregorio Peces-Barba, un hombre de izquierdas, un ejemplo de integridad, bondad y compromiso. Nuestro homenaje», se manifestó. Un mensaje que contrasta con la actitud que el secretario general mantiene ahora al no facilitar un acuerdo que ponga en marcha el Ejecutivo.