Pablo Casado, a su llegada a Oviedo
Pablo Casado, a su llegada a Oviedo
Elecciones Generales

Casado abre su campaña con guiños a los votantes de Vox y Ciudadanos: «Mi rival es Sánchez»

El candidato del PP quiere «reenamorar» a los que huyeron de su partido y se pregunta qué excusa tienen para no votarle

OviedoActualizado:

Después de la pegada virtual de carteles en Madrid, Pablo Casado ha empezado su campaña electoral en Asturias, la misma Comunidad elegida por Vox. Mientras Santiago Abascal ha optado por Covadonga, el presidente del PP se ha reunido con un grupo de empresarios en Oviedo. En esta primera jornada de la campaña, el candidato del PP ha lanzado varios guiños a los votantes de Vox y Ciudadanos, al subrayar que su rival no es ninguno de ellos, sino Sánchez.

Casado empieza su campaña cuesta arriba, con todas las encuestas en contra, pero con optimismo por lo que los indecisos pueden tener en su mano en estas dos semanas que quedan hasta las elecciones. «Del CIS uno no se cree ni la z de Tezanos, pero sí dice algo: que tenemos más votos el centro-derecha que el bloque del PSOE y sus socios, y sin embargo tenemos menos escaños. Está todo abierto», ha advertido Casado.

El líder del PP ha subrayado que si se deja que Sánchez gane, quien pierde es España. Casado ha dejado claro que su rival no está en el centro-derecha, sino en el PSOE: «Lo que tenemos muy claro es que nuestro adversario es Pedro Sánchez, el resto bienvenido a conocer Covadonga, pero mi rival es Sánchez». «Yo confronto con Sánchez», ha insistido.

Con un 40 por ciento de indecisos es muy difícil hacer una proyección electoral, asegura Casado. «El PP siempre ha tenido un voto oculto más que los demás, y en este caso más, porque hay dos partidos más en el mismo espacio político. Lo que estamos intentando es que vuelvan al partido. ¿Qué excusa tiene un votante de centro-derecha para no votar al PP? La corrupción, la defensa de los principios y valores con fruición, que había que dar cabida a nuevas personas... qué problema hay ahora», se ha preguntado. «Mi plan es reenamorarle, recuperarle, decirle que si el PP ha hecho algo mal, ha tomado nota y no se va a volver a hacer».

Casado está convencido de que hay una vinculación entre los resultados de las elecciones generales y las municipales y autonómicas de mayo. «Si no va bien en las generales, nos irá bien en las de mayo».

En este encuentro con alrededor de 200 empresarios, Casado ha insistido en su «revolución fiscal» y en concreto en una de sus propuestas: la claridad fiscal. El PP se ha comprometido a que la Agencia Tributaria emitirá un Informe de Transparencia Fiscal en el que, anualmente, detallará a los españoles las cantidades pagadas el año anterior por IRPF, cotizaciones sociales, Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM). Además, figurarán no sólo la parte de las cotizaciones que paga directamente el trabajador, sino también las que el empleador paga por él.

Junto a ese informe, los ciudadanos sabrán a qué se destinan sus impuestos y el coste que tienen los servicios públicos. «Con esta medida, tendrán información, de manera sencilla y comprensible, del coste que supone el bienestar».

«España está desacelerándose más que las economías de nuestro entorno», ha advertido Casado, quien ha recordado que desde que Sánchez es presidente hay 126.000 parados más en España. «Los españoles estamos en deuda con Pedro Sánchez, en 21.000 millones de euros de sus promesas electorales incumplibles para pagar a nuestra costa su campaña electoral».