Guía para que el autoconsumo vea la luz en las comunidades de vecinos

La nueva legislación abre la opción de producir su propia energía a dos tercios de la población

MADRIDActualizado:

Hasta el momento, el autoconsumo eléctrico se identificaba exclusivamente con los paneles solares colocados en los tejados de viviendas unifamiliares. Sin embargo, el real decreto-ley 15/2018 publicado el pasado mes de octubre, que acababa con el denominado «impuesto al sol», modifica también esta foto fija. Y es que la normativa que regulaba el autoconsumo desde 2015 no permitía que una de estas instalaciones pudiera ser usada por varios vecinos de una misma comunidad. El Constitucional ya rechazó esta limitación a mediados del año pasado, y ahora la nueva ley recoge el guante y abre la opción del autoconsumo a esos dos tercios de la población que viven en pisos.

A partir de ahora, las comunidades de propietarios podrán producir y administrar su propia energía. Sin embargo, como recuerdan desde Holaluz, el Gobierno aún tiene que desarrollar el reglamento (se prevé que estará en dos o tres meses) que fije las especificaciones técnicas. Esta «start-up» energética fue la primera empresa en montar una instalación de autoconsumo compartido en España (en Rubí, Barcelona). Fue en julio de 2017, aunque los trámites de legalización se demoraron más de un año. En adelante, las cosas deberían ser más fáciles. Desde la compañía nos dan los pasos que deben seguir la comunidades de propietarios interesadas:

1. Adopción de acuerdo por parte de la comunidad de propietarios. Podrá ser acordada, a petición de cualquier propietario, por un tercio de los integrantes de la comunidad que representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación.

2. Estudio previo de la cubierta para estudiar la viabilidad del proyecto. Normalmente, la instalación de placas solares va acompañada de baterías eléctricas que permiten almacenar el exceso de energía producida y utilizarla cuando no están en funcionamiento las placas (de noche).

3. Instalación y legalización de la instalación. Aunque se han simplificado los trámites, la legalización dependerá del ayuntamiento de cada localidad.

4. Validación de la distribuidora y de los últimos permisos.

Según los cálculos realizados por UNEF (Unión Española Fotovoltaica) para ABC, una instalación de autoconsumo eléctrico en un bloque de viviendas de cuatro pisos puede costar unos 8.000 euros. La inversión, que puede amortizarse en diez años, varía en función de la localización geográfica del edificio, el tipo de tejado del mismo y las horas de sol que tiene. Para un edificio en Madrid, de cuatro plantas y con una potencia pico instalada de 2,5 kilovatios (kWp), el desembolso sería de 5.799 euros, más 2.320 euros por la potencia. De ese presupuesto, el mayor costo son los paneles. En este caso, se necesitarían diez, a razón de 147 euros cada uno (1.470 euros en total). La siguiente partida más importante es la mano de obra para la instalación eléctrica, que sumaría 1.240 euros. El material eléctrico serían 800, otros 700 los gastos de ingeniería y administración y 645 euros el inversor. UNEF subraya que, en líneas generales, de toda la producción fotovoltaica de la instalación se consumiría el 80%, teniendo en cuenta que la energía solar generada se consume en el momento de producirse.

Desde Agremia (Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía) recomiendan, además, optar a las subvenciones públicas existentes. En este sentido, la Comunidad de Madrid ha abierto una convocatoria para la ejecución de instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo en edificios residenciales, cuyos beneficiarios pueden ser personas físicas o jurídicas que sean titulares o arrendatarios del inmueble en el que se instalen los módulos solares fotovoltaicos. Estas ayudas, que ascenderá a un 30% de la inversión incentivable con un límite de 15.000 euros por actuación, se canalizarán a través de las empresas instaladoras adheridas y deberán presentarse entre el 2 de enero y el 30 de junio de 2019. Toda la información y el listado de empresas puede ser consultado en www.planfotovoltaicamadrid.com.

Por otra parte, a partir del próximo 1 de enero se pondrán en marcha las nuevas medidas fiscales del ayuntamiento de Madrid, que establece una bonificación en el IBI a todos los edificios que instalen sistemas de aprovechamiento de la energía solar.