Fernando Castelló, vocal del pleno del Consejo de Seguridad Nuclear
Fernando Castelló, vocal del pleno del Consejo de Seguridad Nuclear - ABC

Un vocal del CSN denuncia un presunto delito de falsedad en la renovación del CSN

Fernando Castelló tiene «fundada sospecha de que se realizó una modificación de la propuesta del Consejo de Ministros que se envió al Congreso»

MadridActualizado:

El vocal del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) Fernando Castelló tiene «fundada sospecha de que se realizó una modificación de la propuesta del Consejo de Ministros» para sustituir a cuatro de los cinco vocales del pleno que se remitió al Congreso de los Diputados «para adecuarla a lo que establece en la ley de creación del CSN, presuponiendo que de haber enviado el acuerdo del Consejo de Ministros de forma literal podría haberse rechazado a tramitación por no adecuarse a lo establecido en dicha ley».

En su caso, «tal actuación podría constituir un delito de falsedad en documento público oficial, como mínimo, ya que se hubiera alterado el acuerdo del Consejo de Ministros mediante la modificación de la propuesta aprobada en el mismo de cuatro consejeros por la de proponer un presidente y tres consejeros», según Castelló.

Este vocal, propuesto por el PP en 2013, terminó su mandato el pasado 22 de febrero, al igual que la vicepresidenta Rosario Velasco. En enero también había acabado el del presidente, Fernando Martí, y el 2 de febrero se jubiló Jorge Fabra. Solo tiene mandato en vigor Javier Dies.

Como el PSOE y el PP no se ponían de acuerdo sobre los candidatos a sustituir a esos cuatro vocales, el Gobierno aprobó por sorpresa en el Consejo de Ministros del 15 de febrero una propuesta que incluye a la diputada socialista Pilar Lucio, a la catedrática Elvira Romera (ambas a instancias del propio PSOE), al miembro de Ecologistas en Acción y declarado antinuclear Francisco Castejón (propuesto por Podemos) y al ingeniero industrial José María Serena (candidato del PDECat).

Estos candidatos no consiguieron la aprobación de la comisión de Transición Ecológica del Congreso por la oposición del PP y de Cs. Sin embargo, la ley permite al Gobierno sacar adelante su propuesta transcurrido un mes desde su presentación. Como esta situación se producirá con la Cámara Baja en funciones, el PP considera ilegal la maniobra del Gobierno y ha amenazado con recurrir a los tribunales.

El vocal del CSN Javier Dies pidió hace unos días que el relevo de sus compañeros se produzca cuando haya un nuevo Ejecutivo, opinión compartida, entre otros, por el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid.

Fernando Castelló pide que el CSN requiera al Congreso de los Diputados, «con urgencia», que contraste el acuerdo reflejado en el acta del Consejo de Ministros del pasado 15 de febrero con el contenido de la comunicación de dicho acuerdo al Congreso, que ha propiciado el inicio del procedimiento de renovación del presidente y tres consejeros del CSN». Y que «se ponga en conocimiento de los órganos jurisdiccionales competentes para que, en su caso, se proceda a la suspensión cautelar del proceso de renovación del CSN mientras no se clarifique esta cuestión».

El relevo en el pleno del CSN es especialmente importante por cuanto deberá decidir sobre el futuro de los siete reactores nucleares que existen en España y que el Gobierno quiere cerrar entre 2027 y 2035.