La presidenta del Banco Santander, Ana Botín - JUAN MANUEL SERRANO ARCE

El Banco Santander crea un consejo con expertos mundiales en tecnología para su digitalización

La entidad presidida por Ana Botín anuncia en la junta de accionistas un incremento del dividendo en 2016 del 5% y avanza que no descarta comprar otras entidades en sus principales mercados

SANTANDERActualizado:

Ana Botín había dicho a su llegada a la presidencia de Banco Santander en 2014 que la regulación y la digitalización son dos de los grandes retos futuros de la entidad. Para afrontar el segundo, el grupo ha creado un consejo asesor internacional formado por expertos mundiales en tecnología y presidido por Larry Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos.

"Todos sus miembros tienen en común haber liderado la transformación digital de sus organizaciones o haber ocupado posiciones del máximo nivel en su ámbito profesional. Su experiencia será de enorme valor para preparar el grupo para el futuro", ha explicado Botín durante la junta de accionistas del banco.

El consejo asesor está formado por ocho vocales no ejecutivos. Además de Summers, lo integran Sheila Bair, rectora de la Washington College y expresidenta del FGD de EE.UU. –la FDIC– y que fue consejera del banco hasta el año pasado; Mike Rhodin, director general de IBM Watson; Frank D'Zouza, consejero delegado de Cognizant y consejero de General Electric; Marjorie Scardino, consejera de Twitter y ex consejera delegada de Pearson; George Kurtz, consejero delegado y fundador de Crowdstrike y ex director tecnológico de Mcafee; James Whitehurst, director general y consejero delegado de Red Hat, y Charles E. Phillips, consejero delegado de Infor.

Lo cierto es que este consejo asesor internacional no es nuevo en el organigrama del Santander. Se creó en 1997 y en noviembre de 2014 Botín decidió disolverlo, lo que le sirvió además para provocar la salida como asesor del banco de Rodrigo Rato, que ya entonces estaba implicado en el caso de las tarjetas "black" de Caja Madrid y Bankia. Entonces estaba formado por 11 vocales, que ahora se reducen a ocho.

En este sentido, Botín ha recordado durante su intervención en Santander ante los accionistas del banco que desde su llegada a la presidencia ha reducido la estructura del banco de 15 a 10 divisiones y reducido los costes asociados a la alta dirección en un 23% o 24 millons de euros.

Sube un 5% el dividendo

La presidenta del Santander ha anunciado además este viernes su intención de proponer a la junta del próximo año el pago de un dividendo total de 0,21 euros con cargo a las cuentas de 2016, lo que supone un incremento del 5% respecto a la retribución al accionista de 2015, que fue de 0,20 euros. Además, Botín se ha comprometido a incrementar la parte en efectivo de ese dividendo un 10%, hasta los 16,5 céntimos de euros, abonando el resto (4,5 céntimos) en "scrip dividend", es decir, a elegir en metálico o acciones.

"Muchos de nuestros competidores tienen que elegir entre crecer o repartir dividendo; nuestro modelo de negocio y nuestra franquicia nos permiten hacer ambas cosas a la vez, a la par de acumular capital", ha dicho la banquera en su discurso, durante el cual ha defendido la diversificación geográfica del grupo y su exposición a mercado hoy en recesión como Brasil, y ha destacado el crecimiento de la actividad comercial de la entidad en cuanto a vinculación de clientes y concesión de crédito en países como España.

La máxima dirigente del primer grupo financiero español ha defendido en este sentido que la prioridad de la entidad sigue siendo el crecimiento orgánico, es decir, por sus propios medios. Ahora bien, y tras la adquisición de Banif en Portugal, Botín ha admitido que el Santander estudiará nuevas operaciones en el resto de sus diez mercados clave cuando se presenten oportunidades. "No descarto en el futuro adquisiciones, como hemos hecho en Portugal, que complementen nuestras franquicias en nuestros mercados principales", ha dicho.