Imagen del denominado «tren madrugador» implantado el pasado mes de mayo entre Zamora y Madrid, que circula por la línea del AVE y realiza paradas intermedias en Segovia y Medina del Campo (Valladolid)
Imagen del denominado «tren madrugador» implantado el pasado mes de mayo entre Zamora y Madrid, que circula por la línea del AVE y realiza paradas intermedias en Segovia y Medina del Campo (Valladolid) - EFE

Renfe contempla lanzar un AVE «low cost» con billetes hasta un 40% más baratos

El operador asegura que su internacionalización compensará en los próximos años la pérdida de ingresos derivada de la apertura del transporte ferroviario

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nuevos servicios e internacionalización. Son los ejes sobre los que se apoyará Renfe para sortear la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros, que se llevará a cabo antes de que finalice 2020. Así consta en el plan estratégico 2019-2023 del operador ferroviario, que ha sido presentado este jueves por el presidente de la compañía, Isaías Táboas, a los medios de comunicación.

«Vamos a poner énfasis en la internacionalización mediante alianzas y nuevos proyectos. Tendremos un papel proactivo en este aspecto», ha explicado Táboas, que también ha señalado que esta salida al exterior permitirá compensar la pérdida de ingresos que provocará la entrada en el mercado de competidores privados.

Y es que los planes de Renfe pasan aumentar su facturación en más de 1.000 millones durante los próximos diez años, hasta los 5.300 millones de euros. Un 10% de estos ingresos procederían, según los cálculos de la empresa pública, del exterior.

El AVE «low cost» entre Madrid y Barcelona, que tendrá poco que ver con el EVA planteado por el anterior Ejecutivo, aportaría el 20% de estos 5.000 millones, según estas previsiones. «Estaremos preparados para la apertura del mercado. Antes de que se produzca la liberalización contaremos con alternativas de bajo coste para atraer nuevos clientes», ha explicado Táboas.

El responsable de Renfe ha evitado concretar si para poner en marcha este servicio comprarán nuevo material rodante, pero sí ha especificado que la compañía pública tiene contemplada la posibilidad de poner en el mercado un trayecto que sea hasta un 40% más barata respecto a las líneas de alta velocidad actuales. Estas, de media, tienen un precio de 52 euros por trayecto.

Renfe pretende ampliar así su mercado potencial. En el caso del trayecto entre Madrid y Barcelona, el más utilizado en España, el tren se lleva un 32% del mercado, frente al 20% del transporte aéreo y el 10% del autobús. «Hay potencial para que se produzca un tránsi de pasajeros hacia el tren», ha destacado el presidente de Renfe.

Respecto a la disposición de que el operador ferroviario facilite el alquiler de su material rodante a compañías privadas, Táboas ha señalado que ha sido una decisión tomada por el Ministerio de Fomento. Fuentes de Renfe ya habían criticado en el pasado que se facilitara la entrada en el mercado de operadores privados mediante este sistema.

Además, el presidente de Renfe también ha hecho referencia al proceso de compra de nuevos trenes. En enero, el operador ha licitado la compra de 31 trenes de ancho métrico y otros 6 de Cercanías por 287 millones. De aquí a junio, la empresa pública invertirá 3.000 millones en la compra de nuevo material rodante.