lLa acusación numera 14 modelos de automóviles fabricados por la sucursal de Daimler Mercedes
lLa acusación numera 14 modelos de automóviles fabricados por la sucursal de Daimler Mercedes - ABC

Denuncian a Mercedes-Benz por una presunta manipulación de las emisiones en Estados Unidos

Un conductor norteamericano sospecha que la automovilística ha programado los coches para que emitan niveles de óxidos de nitrógeno por encima de los permitidos

CORREPONSAL EN BERLÍNActualizado:

Mientras el sector automovilístico alemán lucha por superar el escándalo Volkswagen, otra acusación de fraude aparece en EE.UU., en este caso contra el fabricante Mercedes-Benz. Un conductor norteamericano sospecha que Mercedes ha programado los coches para que, a temperaturas por debajo de diez grados Celsius (50 grados Farenheit), emita óxidos de nitrógeno muy por encima de los niveles permitidos gracias a un mecanismo que habría sido ocultado al regulador automotor.

Detrás de la demanda colectiva, presentada en una corte federal en el estado de Nueva Jersey, está el bufete Hagens Berman, de Seattle, el mismo que presentó la primera querella contra Volkswagen. El pliego de la acusación enumera 14 modelos de automóviles fabricados por la sucursal de Daimler Mercedes que presuntamente contienen la tecnología fraudulenta y que en test realizados en carretera producen emisiones que multiplican por 19 las permitidas. La demanda asegura que las aseveraciones de Mercedes de que su tecnología diesel llamada "BlueTEC"es la "más limpia del mundo" son "engañosas y falsas”. 

Un portavoz de Mercedes ha respondido que la demanda no tiene fundamento y ha subrayado que esta firma de abogados está especializada en indemnizaciones multimillonarias en el sector del automóvil. Efectivamente, ha obtenido recientemente 255 millones de la coreana Kia con el fin de llegar a un acuerdo y evitar los tribunales y en su curriculum cuenta con casos también multimillonarios contra, por ejemplo, Toyota. “Estamos revisando los documentos y nos defenderemos", dijo el portavoz de Mercedes, "pensamos que la demanda está planteada con fines económicos”.