Las cláusulas suelo costarán a la banca el 25% de su beneficio

Las entidades españolas invertirán 4.000 millones en devolver con carácter retroactivo el dinero de las hipotecas «abusivas». El Gobierno incentivará acuerdos con los clientes para evitar litigios

MADRIDActualizado:

La Justicia europea decidió ayer que los bancos españoles tendrán que devolver todo el dinero de las cláusulas suelo... eso sí, las consideradas "abusivas". Y devolverán, además, no solo el dinero recibido a partir de 2013, como sentenció el Supremo, sino con efectos retroactivos, desde que se activaron este tipo de productos hipotecarios. [ ¿Qué hago ahora si mi hipotéca tiene una cláusula suelo?]

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) explica en su sentencia por qué rechaza el que se pueda aplicar una retroactividad limitada en el tiempo: es "incompleta e insuficiente". Por tanto, aquellas cláusulas suelo que se hayan declarado nulas por falta de transparencia, lo serán desde el inicio del contrato y tendrán retroactividad total.

El fallo sostiene que la limitación impuesta por el Supremo es contraria a la normativa comunitaria por lo que las entidades españolas deben finalmente reintegrar a los afectados por las cláusulas suelo "abusivas" la totalidad del importe que se ha cobrado de más, desde el inicio de cada contrato hipotecario, y no únicamente a partir del 9 de mayo de 2013, como determinó la justicia española. Cabe recordar que el Tribunal Supremo sentenció entonces que las hipotecas que, con distintos modos, escondían estas cláusulas las hacían ilegales. Y ordenó indemnizar a los clientes de BBVA, Cajamar y Abanca devolviéndoles lo cobrado de más hasta esa fecha, no más atrás.

La noticia de ayer cayó como una bomba en el sector, que se mostraba hasta entonces relativamente optimista desde que en julio el abogado del Tribunal Europeo, en un informe de conclusiones, se pronunciara a favor de una limitación de la retroactividad en la devolución a los afectados y la demostración de que hubo transparencia en el establecimiento de la cláusula suelo. Es decir, que existió una mala práctica en la comercialización solo en alguno de estos productos. Argumentos que han sido defendidos tanto por el sector financiero como por el Gobierno español.

La banca esperaba que el Tribunal de Luxemburgo siguiera las indicaciones del abogado europeo ya que en la mayoría de las ocasiones –se estima en al menos un 70%– éste no varía el criterio y sigue sus recomendaciones. Ahora bien, algunos banqueros reconocen que auguraban una decisión en esta línea. "Ahora mismo sale gratis disparar contra la banca", se lamenta un alto directivo bancario que solicita el anonimato.

El sector siempre ha argumentado que la decisión, como la que finalmente se ha tomado, podría desencadenar un impacto negativo significativo en sus cuentas de resultados, en este caso de 2016, ya muy presionadas por los bajos tipos de interés y el lastre del sector inmobiliario.

El Banco de España estima que el coste del fallo para las entidades financieras españolas superará los 4.000 millones de euros en un escenario en el que hubiera que devolver todo lo cobrado de más antes de mayo de 2013. Una cifra "máxima" que tendrán que provisionar en total con cargo a los resultados de 2016, lo que supondrá un impacto del 25% en el beneficio conjunto del sector, según estimaciones del mercado.

Fuentes financieras aseguraron a ABC que creen que no va a hacer falta reintegrar tal cantidad máxima, ya que, por un lado, este fallo europeo sólo se aplica para las cláusulas que ya han sido declaradas nulas por falta de transparencia. Y por otro, porque hay dudas de si se aplicará a las cláusulas suelo de BBVA, Cajamar y Abanca, ya que podría considerarse causa cerrada judicialmente con la sentencia del Supremo.

Explican las fuentes que las entidades que vayan ya más justas en beneficios podrían entrar en pérdidas –no solo Banco Popular, que en cualquier caso ya había anunciado que entraría en números rojos, y no por esta causa–, por lo que algunos bancos más, de tamaño medio, se verás obligados a cancelar la política de pago de dividendo.

97% de hipotecas variables

Según estimaciones del sector, en España, el 97% de las hipotecas se firman a tipo variable, del total de éstas, entre un 30 y un 40% tienen cláusula suelo. Fuentes del Ejecutivo explicaron a este periódico que el 99% de los contratos con este tipo de productos se podrían beneficiar de la sentencia, por tanto, aseguran que intentará promover que la banca vaya a arbitrajes para evitar largos procesos judiciales y llegar a acuerdos con sus clientes.

Una vez conocida la sentencia, el Ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que el sistema bancario español es «solvente» y puede hacer frente a las consecuencias de la misma. Dijo además que "hay que acatar" la sentencia por respeto al ordenamiento jurídico, a pesar de que tendrá "unas consecuencias que hay que aceptar".