Los contratos realizados en los meses estivales han sumado siete años de crecimiento consecutivo
Los contratos realizados en los meses estivales han sumado siete años de crecimiento consecutivo - Juan Carlos Soler

La campaña de verano generará más de 600.000 contrataciones en los sectores vinculados al turismo

Las previsiones para este año representan un aumento del 6,5% respecto al curso anterior

MadridActualizado:

A un mes del comienzo del verano, son muchas las personas que ya piensan en la posibilidad de encontrar un empleo para la temporada estival. Los meses de junio, julio, agosto y septiembre suponen, sobre todo para los más jóvenes, una oportunidad laboral con la que sacarse un dinero extra que les permita ahorrar, hacer un viaje o, incluso, prolongar su estancia en la empresa con un contrato de mayor duración.

Las perspectivas para este curso son buenas. La empresa de trabajo temporal Randstad prevé que la campaña de verano de este año alcance las 604.530 contrataciones en los sectores de comercio, hostelería, transporte y entretenimiento, es decir, aquellos vinculados al turismo. Esto significa un aumento del 6,5% respecto al año anterior y un 90% más que la cifra registrada en 2010. «El verano es sinónimo de buenas noticias para el empleo, ya que es una de las épocas que más dinamizan el mercado laboral», afirma Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Desde 2012, los contratos realizados en los meses estivales han sumado siete años de crecimiento consecutivo y, para este 2019, se superará por primera vez el umbral de las 600.000 contrataciones.

Adecco, por su parte, estima que las contrataciones atribuibles a la campaña de verano aumentarán en torno al 5% o 6% respecto al año pasado, cuando según datos de la compañía, se formalizaron en torno a un millón y medio de contratos durante los meses estivales. Jorge Álvarez, director comercial de Adecco Staffing, asegura que son unas estimaciones que «mejoran lo del año pasado, pero no con la situación de crecimiento que tuvimos en 2018».

Por comunidades autónomas y provincias, se espera que todas crezcan en términos de contratación. Según el informe de Randstad, el mayor incremento lo marcará Aragón, con un 9%, seguido de Castilla-La Mancha (+8,7%), Galicia (+8%) y Cataluña (+7,7%). Las que experimentarán un menor crecimiento serán Navarra (+4,3%), Castilla y León (+4,2%) y Baleares (+2,4%). En valores absolutos, Andalucía será la comunidad autónoma que registre más contrataciones con 123.310, seguida de Cataluña (86.940) y Comunidad Valenciana (64.850).

En cuanto a provincias, Zaragoza será la que más crecerá, con un ascenso en los contratos del 10,3%. Lugo marcará el menor crecimiento, con un +0,5%.

Motor de empleo

El turismo ejerce como uno de los principales dinamizadores del mercado de trabajo en esta época del año. En 2018, este sector superó el mayor volumen de trabajadores en España de la historia, cerca de los 1,8 millones de ocupados.

No hay que olvidar el sector comercial y la distribución que, cada verano, amplían sus plantillas con nuevas incorporaciones. Las grandes superficies, por ejemplo, aprovechan para cubrir las vacaciones del personal y para garantizar la atención a las rebajas que se inician el 1 de julio.

El entretenimiento y la hostelería son otros de los sectores que más impulsan el empleo en el periodo estival. Los hoteles y distintos tipos de alojamiento consiguen tasas de ocupación muy altas, llegando a rozar el 100%. Entre los perfiles más demandados se encuentran camareros, camareras de piso, recepcionistas o cocineros. En cuanto al ocio, las actividades recreativas y vinculadas al turismo pueden ser asimismo un objetivo para quienes deseen trabajar durante el verano.

Jorge Álvarez, de Adecco, apunta que, por ramas de actividad, se reproducirá el patrón de cursos anteriores: «Todos los sectores vinculados al turismo son los que van a tener mayor empuje indudablemente». Asimismo, señala que el sector de alimentación y, especialmente el de bebidas, también se verán influenciados por la campaña de verano y, a su vez, «arrastrarán muchísimo al sector del transporte y de la logística para movilizar todos los recursos necesarios para atender la demanda». Álvarez indica que, en menor grado, el sector industrial y de la administración también pueden tener oportunidades de contratación principalmente por sustituciones de los trabajadores durante periodo vacacional.

Cualidades más buscadas

Es difícil extraer un patrón único. Las destrezas que más valoran las empresas dependen del puesto ofertado aunque hay una serie de cualidades que siempre suman puntos a los candidatos: la experiencia previa en un puesto similar para una más rápida adaptación, la capacidad de trabajo en equipo y la orientación al cliente. Los idiomas, especialmente el inglés, son aspectos cada vez más necesarios, sobre todo por el auge del ocio y del turismo internacional. Desde Adecco resaltan que «se buscan personas con dinamismo, con ganas de sacar adelante el trabajo de una forma ágil, con muy buena actitud».

El Informe Infoempleo Adecco 2017, que analiza las opiniones de profesionales de RRHH, determina cuáles son las habilidades interpersonales y técnicas que, a nivel general, más valoran las empresas. Con respecto a las primeras, encabeza la lista el trabajo en equipo (72,40%), seguido de la resolución de problemas (62,29%) y la capacidad de organización y planificación (54,15%). En lo relativo a las habilidades técnicas, los conocimientos especializados para el trabajo a desarrollar (61,54%), los conocimientos de nuevas tecnologías (52,64%) y los idiomas (40,87%) son las más valoradas.

Según Álvarez, de Adecco, el mayor colectivo que hay durante la campaña estival son jóvenes, en muchos casos estudiantes, que «aprovechan el verano para sacarse un dinerillo y pagar sus gastos», aunque también es un buen momento para las personas que lleven en situación de desempleo durante cierto tiempo y que, con este incremento de la contratación, pueden volver a sumarse al mercado de trabajo.