ATA acusa a los autónomos de la UGT de inventar sedes para cobrar más ayudas
Cándido Méndez y Valeriano Gómez, que tendrá que resolver el recurso de los autónomos de ATA - ABC

ATA acusa a los autónomos de la UGT de inventar sedes para cobrar más ayudas

La lucha por la representatividad pone en juego casi 14 millones de euros en subvenciones

J. GONZÁLEZ, S. ALCELAY
MADRID Actualizado:

Sedes que no existen, empleados con el mismo número de cotización y que trabajan en distintos centros al mismo tiempo, personal dado de alta en Madrid y que trabajan en Canarias, Melilla, etc... Estas son algunas de las supuestas irregularidades cometidas por la asociación de autónomos ligada al sindicato socialista, UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) y que han sido denunciadas por ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos) ante el Ministerio de Trabajo.

La «guerra» ha estallado después de que el Consejo de la Representatividad de las Asociaciones de Autónomos, dependiente del departamento que dirige Valeriano Gómez, confirmara hace días que la asociación de UGT mantiene la mayor representatividad de los autónomos. En juego están casi 14 millones en subvenciones y ayudas para formación y promoción del trabajo autónomo.

La decisión del Consejo de la Representatividad cayó como un jarro de agua fría en la asociación que preside Lorenzo Amor. Éste, que confiaba en que se les reconociera su mayor peso entre los autónomos, pidió la revisión de los expedientes y puso en marcha una investigación que ha concluido con los argumentos que incluye el escrito de alegaciones presentado el pasado viernes ante Trabajo.

El recurso, al que ha tenido acceso ABC, incide en supuestas irregularidades cometidas por UPTA respecto a las 95 sedes que dice tener en nuestro país, que la investigación de ATA reduce a 11. Esta asociación intenta demostrar que 47 de las 95 sedes de UPTA se han acreditado con certificados de UGT, algo que no es legal. Y que en 27 locales no se aporta número de teléfono fijo, como exige la ley.

Repasa el documento situaciones como la producida en la sede de Ainsa (Huesca), cuyo teléfono corresponde a Torrelavega (Cantabria), o la de los nueve locales de Galicia que tienen el mismo número de teléfono. UPTA «tampoco ha aportado factura o documento que permita acreditar la titularidad de las líneas de teléfono de sus 95 sedes», dice el recurso.

Las supuestas irregularidades también se producen entre los trabajadores de UPTA. Así, hay dos empleados dados de alta con el mismo código de cotización que presentan servicios en cuatro sedes distintas en Asturias; en el País Vasco, hay otros cuatro trabajadores con el mismo número de cotización destinados en seis locales de Álava, Bilbao, Baracaldo, San Sebastián y Mondragón. Y curioso es el caso de una trabajadora de UPTA que presta sus servicios en Zamora, «exactamente en los mismos días y en idéntico horario» que en Benavente, a 70 kilómetros de la capital.

La presuntas anomalías han sido avaladas por un informe pericial encargado por ATA, en el que se dice: «A tenor de la investigación, se desprende que en numerosas sedes de la firma investigada no se encuentran las oficinas ni personas de la propia firma al frente de las mismas».