Giovanni Castellucci
Giovanni Castellucci - AFP

Atlantia pide perdón y promete reconstruir el puente genovés en ocho meses

La compañía anuncia un fondo de 500 millones para las 42 víctimas y los 600 evacuados

Corresponsal en RomaActualizado:

Atlantia, la sociedad que controla la concesionaria de autopistas Autostrade per l’Italia, responsable del puente Morandi de Génova, cuyo derrumbe ha causado 42 víctimas, pidió ayer perdón y ofreció un plan para la capital de la región de Liguria.

En una rueda de prensa en Génova, después del funeral de Estado por las víctimas, Giovanni Castellucci, consejero delegado Autostrade y de Atlantia, anunció medidas para superar la parálisis que amenaza a la ciudad, hoy dividida en dos por el derrumbe del puente Morandi. Castellucci prometió un nuevo puente en ocho meses, su medida más ambiciosa.

«Nuestro primer compromiso es restaurar lo antes posible la viabilidad y reconstruir el puente. Tenemos un proyecto que nos permite en ocho meses, entre demolición y reconstrucción, tener un nuevo puente de acero», aseguró el ejecutivo italiano. Además el consejero delegado de Atlantia anunció ayudas para familias de las víctimas y los evacuados de las casas bajo el fuente, que son unos 600. «Desde el lunes estarán listos 500 millones de euros para la emergencia», manifestó Castellucci, al que acompañó el presidente de la sociedad, Fabio Cerchiai.

Transmitir cercanía

Al inicio de la conferencia de prensa, el consejero delegado pidió perdón. «Me excuso si no hemos sido capaces de hacer sentir nuestra cercanía. Hemos tratado de trabajar con humildad para encontrar las soluciones más eficaces».

Sobre la posibilidad de construir un puente en tiempo récord de pocos meses el profesor Antonio Brencich, profesor de Construcciones de cemento armado de la Universidad de Génova, que forma parte de la comisión de investigación sobre las causas de la catástrofe, declaró en una entrevista a ABC, cuando la sociedad planteó que lo haría en solo 5 meses que «eso es una tomadura de pelo. Porque para tirar el puente Morandi y hacer uno nuevo son necesarios cuatro años si se hace con rapidez y cinco años si se va algo más despacio.

Castellucci no quiso comentar la decisión del Gobierno italiano de abrir el procedimiento para retirar a Autostrade la concesión de gestión de las carreteras italianas y sobre las responsabilidades de la firma en el derrumbe, explicó que «todos los informes que habían hecho» sobre el puente Morandi «mostraban que estaba bien», pero añadió que «de esto se ocuparán los peritos y el examen de la magistratura». Dijo que este puente, de los años 60, no fue construido por la empresa y por tanto «habrá que ver cómo fue construido y otros elementos para poder definir las responsabilidades en este siniestro que tiene que ser investigado a fondo».

«Todos queremos saber lo que ha pasado. Sentimos toda la responsabilidad social, pero pensamos que la magistratura es la que tiene que esclarecer la verdad rápidamente», indicó el ejecutivo italiano.

Cinco días despues

La rueda de prensa de los máximos dirigentes de Atlantia-Autostrade se ha visto como una contraofensiva, tras la decisión del Gobierno de iniciar el trámite para revocar la licencia de la autopista, y después de las muchísimas criticas recibidas en los últimos días tanto por Atlantia-Autostrade y su principal accionista, la familia Benetton. Su política comunicativa ha sido una catástrofe. En su primer comunicado ni citaba a las víctimas. Y solo dos días después hizo un nuevo comunicado con referencia a las víctimas y sus familiares. Por fin, cinco días después los dirigentes de la sociedad dan la cara y presentan públicamente excusas.