En los últimos seis años, el desempleo en marzo creció en una media de más de 35.000 personas. - valerio merino

El paro registra su mayor descenso en 13 años en marzo y cae en 60.214 personas

El número de parados se sitúa en 4.451.939 personas, una merma con la que suma dos meses de caídas tras haber bajado en febrero en más de 13.500 desempleados

Actualizado:

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (Sepe) terminó marzo en 4.451.939 personas, tras bajar en 60.214 desempleados respecto al mes anterior, su mayor descenso en un mes de marzo desde 2002, según ha informado este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Con el recorte de marzo, el paro encadena dos meses de descensos tras haber bajado en febrero en más de 13.500 desempleados. Marzo es un mes en el que suele caer el paro, aunque hay algunas excepciones. La serie, que se inicia en 1996, recoge alzas del desempleo sólo en los años 2009, 2010, 2011 y 2012, coincidiendo con los ejercicios más duros de la crisis económica. En los últimos seis años, el paro registrado creció en marzo en una media de más de 35.000 personas.

En términos desestacionalizados, el paro registrado disminuyó en 63.368 personas en el tercer mes del año, «el mejor dato de toda la serie histórica en cualquier mes», según ha resaltado el Ministerio de Empleo.

El Departamento que dirige Fátima Báñez ha destacado además que durante los últimos doce meses, el desempleo se ha reducido en 343.927 personas, su mayor descenso interanual de toda la serie, con lo que la tasa interanual se ha situado en el -7,17%.

El paro bajó en marzo en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, con 49.024 desempleados menos (-1,7%), y en 16 comunidades autónomas, sobre todo en Andalucía (-10.737 parados) y Cataluña (-9.469). La única región donde aumentó el desempleo en marzo fue País Vasco, con 510 parados más.

En marzo se registraron 1.441.775 contratos, un 18,5% más que en el mismo mes de 2014, de los que 144.291 fueron de carácter indefinido, el equivalente al 10% del total de la contratación y cifra un 27,2% superior a la de marzo del año pasado.

Buena marcha de la afiliación

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que el aumento en el número de afiliados a la Seguridad Social en el mes de marzo es «coherente con los niveles de crecimiento propios de una economía en fase de bonanza» y que «constata el fortalecimiento del crecimiento económico».

En concreto, ha destacado «la potencia de crecimiento» del Régimen General, que aumentó un 1,05% en marzo respecto al mes anterior, hasta 13.637.233 personas. Además, ha resaltado que los sectores de actividad más dinámicos en marzo han sido la hostelería, la construcción, las actividades administrativas y la administración pública. El régimen de autónomos experimentó un crecimiento en marzo del 0,54%, has los 3.131.629 personas.

El secretario de Estado de Seguridad Social ha apuntado que la hostelería es el sector de actividad más relevante estos días por «un factor claramente estacional», que es la Semana Santa, pero ha matizado que este «solo induce el crecimiento de alrededor del 25% del incremento total de afiliación de este mes» y que lo importante es «el efecto de una recuperación económica sólida».

Evolución «sólida y positiva»

Por su parte, la secretaria de Estado de Empleo Engracia Hidalgo ha destacado que los datos de desempleo de marzo reflejan una consolidación y una evolución «sólida y positiva» del mercado de trabajo.

Hidalgo ha subrayado que nunca se había registrado una tendencia de caída del paro tan acentuada y tan continua. Asimismo, ha asegurado, «desde la prudencia y el gran respeto que merecen quienes buscan empleo», que las reformas acometidas por el Ejecutivo han consolidado una tendencia «claramente positiva» sobre la que hay que seguir trabajando para crear más empleo de calidad.

Hidalgo ha subrayado que el 75,8% de los contratos son indefinidos y ha añadido que han crecido este mes el 27 %. Además, ha indicado que los contratos temporales inferiores a tres meses se mantienen en niveles similares a los de antes de la crisis, en torno al 20%.