Repsol, el fiable motor de la marca España
abc
110 motivos para admirar a España

Repsol, el fiable motor de la marca España

La petrolera recupera la fuerza tras la expropiación de su filial argentina YPF

Actualizado:

Incluso el viaje más largo y apasionante comienza con un solo, a veces indeciso paso. El del grupo Repsol llegó en octubre de 1987. La empresa que un cuarto de siglo después acabaría operando en 35 países y empleando a casi 24.000 personas nació con un capital simbólico de 60.000 pesetas de entonces (360 euros) como consecuencia de la reordenación del sector petrolero diseñada por el Gobierno de Felipe González a través del Instituto Nacional de Hidrocarburos (INH). El presidente de ese organismo, Óscar Fanjul, se convirtió también en el primer presidente de Repsol.

Algunas cifras certifican esa barbaridad que los tiempos suelen adelantar con los años. En 1987 se matricularon 1.136.550 vehículos en nuestro país, y el precio del litro de gasolina de 92 octanos era de 72 pesetas (0,432 euros), la súper costaba 78 pesetas (0,468 euros), la gasolina de 95 octanos se elevaba a 84 pesetas (poco más de medio euro) y el gasóleo suponía un desembolso de 58 pesetas (0,348 euros). Los precios, fijados por el Ministerio de Industria, tenían la consideración de máximos y eran los mismos para todo el país.

El nombre de Repsol procedía de una marca de lubricantes comercializada por la firma Repesa (Refinería de Petróleos de Escombreras) desde 1951, y fue elegido por su notoriedad y fácil pronunciación en diferentes idiomas. Teniendo en cuenta que veinticinco años después Repsol es una de las marcas más conocidas y de mayor prestigio en todo el mundo, la elección no pudo ser más acertada. Privatizada en 1997, la compañía cuenta con 4.549 estaciones de servicio (3.615 en España, 427 en Portugal, 174 en Italia y 333 en Perú). Sus gasolineras reciben diariamente en nuestro país más de un millón de clientes y comercializa al año 9,5 millones de toneladas de combustible. Por su tiendas pasan 32 millones de kilos de mercancía.

Diseño de Norman Foster

La apuesta de la compañía por la innovación se traduce en hitos tan significativos como el diseño de las estaciones de servicio que el prestigioso arquitecto Norman Foster emprendió a finales de los años 90 o la puesta de largo, hace un par de años, de la primera gasolinera sostenible del mundo, en la madrileña calle de Alberto Aguilera.

La compañía posee y opera cinco refinerías en España (Cartagena, La Coruña, Petronor en Bilbao, Puertollano y Tarragona), con una capacidad de destilación de casi 900.000 barriles al día. Además, opera la refinería de La Pampilla (Perú). Estas instalaciones procesaron en 2012 unos 37 millones de toneladas de crudo, un 17,4% más que el año anterior. Las reservas probadas al terminar 2012 ascendían a 1.294 millones de barriles equivalentes de petróleo, y la tasa de reemplazo de reservas se disparó al 204%, un récord histórico para la compañía. Con más de 30 descubrimientos desde 2008, Repsol se ha convertido en un empresa exploradora de prestigio mundial.

El viaje de Repsol sumó otro capítulo para recordar hace un año, cuando culminó la ampliación de su refinería de Escombreras, en Cartagena, instalación que la han convertido en una de las más avanzadas y con mayor capacidad de conversión del mundo, y que contribuirá a mejorar la balanza comercial de España, donde somos muy deficitarios en gasoil. Para ello, la compañía destinó 3.150 millones, la mayor inversión industrial de la historia en España. El pasado mes de abril también se inauguró la ampliación de la refinería de Bilbao, donde se han invertido más de 1.000 millones. La presencia del Príncipe Felipe en los actos de inauguración de ambas refinerías confirma el apoyo de la Corona a las empresas españolas, su internacionalización y la marca España. Don Felipe también presidió la inauguración oficial en enero pasado de la nueva sede de la compañía en la calle Méndez Álvaro, un campus que es referente de innovación, sostenibilidad y compromiso al servicio de las personas. «Repsol es una de las grandes empresas españolas que da ejemplo de excelencia en España y fuera de ella, con una visión de vanguardia y anticipación a los nuevos tiempos», subrayó el Príncipe en su discurso.

YPF, un punto y aparte

Obligada por la expropiación de YPF, su filial en Argentina, Repsol también cuenta desde el año pasado con un nuevo logotipo -el primero apareció sobre un coche de competición en 1969-. La confiscación, que se encuentra en los tribunales y en el arbitraje internacional del Ciadi, supuso un golpe para la petrolera que, no obstante, ha sabido enderezar su rumbo y adquirir velocidad de crucero a través del nuevo Plan Estratégico 2012-2016.

En el primer trimestre de este año sumó, sin YPF, un beneficio de 631 millones, un 1,6% más que en el mismo periodo de 2012, cuando se incluía su filial argentina. Estos resultados suponen un respaldo a la gestión de Antonio Brufau, que en octubre se convertirá en el presidente de Repsol que más años (nueve) lleva en el cargo. Estabilidad e innovación, tradición y vanguardia han guiado, paso a paso, el largo viaje de una compañía convertida en uno de los mas fiables motores de ese prestigio que debe propulsar la marca España.