Griezmann durante su primer entrenamiento / Mexes - ABC /Vídeo: Atlas

Caso GriezmannGuerra abierta: el precedente al que se agarra el Atlético y teme el Barcelona

El presunto acuerdo entre Griezmann y el club azulgrana en el mes de marzo podría desembocar en un enfrentamiento judicial

Actualizado:

La consumación del fichaje de Griezmann por el Barcelona no ha servido para cerrar el capítulo referido a la contratación del futbolista francés. Tras fracasar en el intento el verano pasado, el club azulgrana ha logrado al fin incorporar a sus filas al campeón del mundo. Sin embargo, el Atlético, una vez se produjo el pago de la cláusula, tasada en 120 millones, emitió un duro comunicado en el que reclama más dinero.

La razón que alega el club rojiblanco es que las negociaciones entre Griezmann y el Barcelona se produjeron cuando la libertad de su entonces futbolista aún estaba cifrada en 200 'kilos'. Enrique Cerezo fue el primero en hablar al respecto de la polémica: «Si hemos hecho este comunicado es porque tenemos pruebas. Lo tendremos que estudiar y si realmente tenemos las pruebas reclamaremos la cantidad que sea necesaria», dijo en 'RAC1'. Según distintas informaciones, habría un documento del mes de marzo que daría la razón al Atlético.

El Barcelona, por su parte, niega la mayor. Durante la presentación de Griezmann como azulgrana, el presidente se encargó de disipar las dudas: «He hablado con ellos. No hay pruebas ni hay nada. Entiendo que el Atlético defienda sus intereses. He hablado con Cerezo. Veremos cómo evolucionará, pero no hay nada. Nosotros contactamos con Griezmann después de que hiciera el vídeo despidiéndose de la afición. No hay nada en marzo». La guerra, por tanto, está abierta.

Viene de lejos

El enfrentamiento no es nuevo. En diciembre de 2017, cuando el Barcelona contactó con Griezmann interesándose por su fichaje, el Atlético tomó cartas en el asunto. Unas desafortunadas palabras de Guillermo Amor, directivo azulgrana, le costaron al club catalán una denuncia ante la FIFA. Entonces se reconoció públicamente haber hablado con un futbolista con contrato en vigor, lo que está castigado. La falta de pruebas y el posterior cambio de postura del Barcelona relajaron la tensión entre ambas ambas partes.

Ahora, en cambio, la situación es diferente. Griezmann ha abandonado el Atlético un año después de firmar un contrato de súper estrella. Lo ha hecho, además, esperando a que su libertad bajara hasta los 120 millones, algo que en el club, si bien preveían, no ha terminado de gustar. Esto, unido a las presuntas pruebas de una negociación anterior con el Barcelona, han hecho que la directiva rojiblanca se plantee llegar hasta el final. La denuncia podría hacerse por la vía futbolística y la judicial.

De hacerlo, el Atlético daría un toque de atención a aquellos interesados en sus futbolistas: antes de nada, primero tendrían que hablar con el club. También se valora percibir una cuantía económica extra del Barcelona por los perjuicios que se hayan podido sufrir.

Un precedente al que agarrarse

Existe un precedente al que el Atlético podría agarrarse y que el Barcelona teme. En 2005, la Roma fue sancionada con dos ventanas sin fichar por negociar en 2004 con Philippe Mexes cuando este aún tenía contrato con el Auxerre. El club francés creyó verse perjudicado por un acuerdo alcanzado con un futbolista con contrato en vigor, y la justicia le dio la razón.

La FIFA apartó de los terrenos de juego a Mexes durante seis semanas, aunque más tarde el TAS suspendió dicha sanción. La Roma, en cambio, no se fue de rositas. En primera instancia, la FIFA decretó una sanción de dos ventanas sin poder fichar, además de una compensación de ocho millones al Auxerre. El recurso posterior ante el TAS redujo el castigo a una sola ventana de fichajes y alivió levemente la multa a pagar.

Aunque es una práctica extendida, hablar con futbolistas con contrato en vigor está prohibido. Muchas veces los contactos se producen entre representantes y no dejan huellas. En este caso, atendiendo a la versión del Atlético, sí habría pruebas de dicha negociación. Está por ver si, finalmente, y tal y como anunció en su comunicado, la directiva rojiblanca decide enfrentarse al Barcelona por el fichaje de Griezmann.