fórmula 1

Ferrari, retroceso en vez de progreso

La euforia del comienzo de temporada ha dado paso a un declive progresivo. Williams es ahora el segundo equipo

s. d.
Actualizado:

Desde su exuberancia mediática, su facilidad para propagar cualquier mensaje de optimismo o ánimo, parecía que Ferrari fuera a comerse el mundo en dos bocados. El buen comienzo de año de Sebastian Vettel llevó a la conclusión de que el bólido italiano sería capaz de plantar cara al intocable Mercedes. Pero no es así. En vez de progresar, Ferrari ha retrocedido.

No hay más que repasar los titulares de entonces, Ferrari ha vuelto, Ferrari sí corre con Vettel, o Regresa la ilusión a Ferrari, para percatarse de que nada de eso ha tenido continuidad en el transcurso de la temporada. Los análisis futboleros, que valen de hoy para mañana, se esfuman.

Dijo Fernando Alonso que si «Ferrari gana el Mundial, es que tomé una mala decisión». No parece que deba temer por su arriesgada decisión de sustituir Ferrari por McLaren. La escudería italiana no va a ganar el título. Parece claro.

Hamilton ganó la primera carrera del año, en Australia y Vettel se impuso en la segunda, en Malasia. Se dispararon entonces todos los fuegos artificiales. Ferrari era el adversario de Mercedes. La euforia ha dado paso a una realidad distinta. Vettel ha conseguido podios (cuatro), pero Ferrari no ha progresado. Como se vio en el último gran premio de Inglaterra, se ha impuesto Williams, que ahora parece la segunda fuerza de la parrilla.