Madonna, torera en su nuevo videoclip
Madonna, torera en su nuevo videoclip

Madonna vuelve a vestirse de luces y a torear en su nuevo videoclip «Living for love»

Con capote y chaquetilla torea a los Minotauros en imágenes cargadas de erotismo

Actualizado:

Si ya en 1994 grabó un vídeo con el maestroEmilio Muñoz, con una canción que fue número uno en todas las listas, «Take A Bow», ahora Madonna vuelve a vestirse de luces y a torear en un vídeo cargado erotismo, en el que luche chaquetilla torera y pega lances al Minotauro, con toda la fuerza sexual que conlleva, en trazados de inspiración picassiana.

La reina de los malabarismos temáticos mezcla tauromaquia, erotismo, coreografías, efectos especiales y citas de Nietzsche en el videoclip de «Living for love» (Vivir por amor), que acaba de estrenar en la aplicación Snapchat y que es el adelanto de su esperado (y expoliado) último disco, «Rebel Heart».

Con traje de luces y toreando con chaquetilla aterciopelada a la usanza goyesca, esta última reinvención de Madonna pretende salir por la puerta grande con su decimotercer álbum de estudio.

Madonna - Living for Love (Official Video World Premiere) from RoBionic on Vimeo.

En este nuevo videoclip, dirigido con una imagen tratadísima por el dúo francés J.A.C.K. (formado por Julien Choquart y Camile Hirigoyen), recupera una de sus temáticas favoritas: la de las corridas de toros.

Rodeada de toreros

Ya apareció vestida a lo torera en la portada de su disco de remezclas «You Can Dance», se rodeó de matadores en la representación de «La isla bonita» en su gira «Who's That Girl» y, para convencer a Alan Parker de que podía ser «Evita», rodó en Ronda (España) el videoclip de «Take a Bow», con el torero sevillano Emilio Muñoz.

Ahora, a sus 56 años, Madonna reaparece en este vídeo en un escenario de cabaret, con sus cortinas de terciopelo, que hace las veces de ruedo. La cantante hace faena y se enfrenta a bailarines con máscaras taurinas, a los que acabará toreando y «cuajando» uno a uno en medio de sensuales y sexuales movimientos, con corsés y una coreografía ingrávida con ayuda de los efectos especiales.

Exaltación a la Tauromaquia

Madonna ya había adelantado en su perfil en la red social Instagram que volvía tonadillera, con cuadros de esa temática realizados por Francis Bacon o fotografías acompañadas por comentarios de exaltación a la tauromaquia, con las consiguientes reacciones airadas por parte de las asociaciones protectoras de animales.

El videoclip se rodó en Brooklyn, en Nueva York, hace apenas unas semanas y, en correspondencia con la época mesiánica que parece atravesar Madonna, termina con una cita del filósofo alemán Friedrich Nietzsche: «El hombre es el más salvaje de los animales. En tragedias, corridas de toros y crucifixiones es donde mejor se ha sentido. Y cuando creó su propio infierno, se sintió en el paraíso». Ese es el profundo mensaje final, ambiguo tal vez para algunos, que lanza la reina del pop a sus fans.

En su «Vivir por amor» Madonna recrea la vida misma, que al final es muerte: «Nuestras vidas son los ríos que van a la mar, que es el morir». La artista, primerísima figura y una de las más grandes de todos los tiempos, vuelve más torera que nunca.