Sor Juana Inés de la Cruz, protagonista de un Festival de Almagro «súper feminista»

El certamen manchego se desarrollará del 4 al 28 de julio y contará con México como país invitado

MadridActualizado:

Sor Juana Inés de la Cruz y Juan Ruiz de Alarcón son las columnas vertebrales sobre las que se asienta la 42ª edición del Festival de Almagro, que ha presentado su director, Ignacio García, y que convertirá un año más a la localidad manchega, entre el 4 y el 28 de julio, en la capital española del teatro. Con el protagonismo de estas dos figuras se quiere mantener «el camino abierto en 2018 hacia un evento americanista, feminista, accesible e inclusivo». El certamen, dice orgulloso García, «es súper feminista»

El festival acogerá en esta edición 47 estrenos, 23 de ellos absolutos, a cargo de 68 compañías –52 en la programación oficial, 10 en Almagro Off y 6 en Barroco Infantil– que traerán más del 98% del repertorio del Siglo de Oro originalmente escrito en español; más del 99% en 144 representaciones, si no contamos con los dos certámenes, Off e Infantil, que sumarían 16 funciones más. El Festival de Almagro se consolida así como la verdadera «reserva natural del Siglo de Oro».

La figura de Sor Juana Inés de la Cruz es esta año la imagen del Festival; una de sus frases además se ha convertido en el lema de esta edición: «El mundo iluminado, y yo despierta». De la dramaturga se ofrecerá una excepcional visión completa de su obra: teatro («Los empeños de una casa»), música, poesía, gastronomía y astronomía, «en las que dejó un rastro imperecedero y magistral», según García.

«Fue una pionera -dice el director del festival-, además de una de las grandes plumas del Siglo de Oro. Su obra y su pensamiento siguen absolutamente vigente en nuestros días»

La dramaturga abandera a todas las mujeres, creadoras, directoras, autoras, actrices, diseñadoras, técnicas, trabajadoras de la cultura que enriquecen el Festival con sus propuestas, sus ideas y sus miradas. Este año serán en total 26 directoras, 23 dramaturgas y autoras de lecturas contemporáneas, y 13 autoras del Siglo de Oro: Ana Francisca Abarca de Bolea, Ana María Caro Mallén, Catalina Clara Ramírez de Guzmán, Cristobalina Fernández de Alarcón, Florencia Pinar, Leonor de la Cueva y Silva, Marcia Belisarda, María de Zayas, María Alcoforado, María de Carvajal y Saavedra, Sor Juana Inés de la Cruz, Sor Violante do Ceo, Teresa de Jesús.

El mismo número de autores del Siglo de Oro estará presente en Almagro: y Agustín Moreto, Calderón de la Barca, Juan de Guevara, Juan Ruíz de Alarcón, Lope de Rueda, Lope de Vega, Luis Vélez de Guevara, Miguel de Cervantes, Nezahualcóyotl, Perrault, Rojas Zorrilla, Tirso de Molina y William Shakespeare.

Este año el país invitado de honor será México, en conmemoración de los 500 años del encuentro de las dos culturas, y desde allí nos llegará su visión del Siglo de Oro. El teatro novohispano mexicano, con Sor Juana Inés de la Cruz y de Juan Ruiz de Alarcón como mascarón de proa, es único, no hay ninguno que se le pueda comparar en otros países de la América Latina.

Almagro es una de las sedes de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, cuya trayectoria está indisolublemente ligada al Festival de Almagro. El Hospital de San Juan, el espacio donde actúa, se va a renombrar como Teatro Adolfo Marsillach, en homenaje al que fuera, además de uno de los hombres más importantes del teatro en España en el siglo XX, el creador de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

La CNTC presentará este año cuatro montajes: «El castigo sin venganza», de Lope de Vega, bajo la dirección de Helena Pimenta; «La hija del aire», de Calderón de la Barca, dirigida por Mario Gas; «El desdén, con el desdén», de Agustín Moreto, dirigida por Iñaki Rikarte; y «El banquete», bajo la dirección de Pimenta y Catherine Marnas.

Para Almagro y para su población, el Festival supone una auténtica fiesta cada año. En la presente edición el certamen se extenderá por veinte escenarios de la ciudad, entre otros el Corral de Comedias, el Teatro Adolfo Marsillach-Antiguo Hospital de San Juan, la Antigua Universidad Renacentista de Almagro (AUREA), el Palacio de los Oviedo, el Teatro Municipal, el Patio de Fúcares, el Silo y el Palacio de Valparaíso.