Vetusta Morla, en pleno concierto
Vetusta Morla, en pleno concierto - MARÍA MACÍAS

Vetusta Morla: «No nos quedó más remedio que ser indies»

El grupo rememora sus inicios con el concierto «El Disco Que Cambió Nuestras Vidas», en el WiZink Center de Madrid

MadridActualizado:

El 30 de diciembre de 1998, Vetusta Morla dieron su primer concierto en la Casa de la Juventud de Tres Cantos (Madrid). Hace exactamente veinte años, pero David «El Indio» García lo recuerda como si fuera ayer. «Habíamos empezado a ensayar ese verano, aunque algunos ya habíamos tocado juntos en el instituto. Pero todos nos conocíamos ya de hacía tiempo, algunos éramos amigos desde el colegio». Diez años después, cuando aún seguían intentando hacerse un hueco en el panorama musical madrileño, sus miembros decidieron dar el paso y producir un álbum profesional. Fueron ahorrando cada céntimo recaudado en sus actuaciones, hasta que consiguieron completar su presupuesto con un llenazo en la sala Caracol.

Cuando por fin tuvieron terminado su álbum de debut, el entusiasmo se apoderó del sexteto. «Teníamos una ilusión muy grande y sabíamos que teníamos buen material», recuerda David. Pero la realidad chocó con sus sueños de fortuna y gloria, y aunque «se trabajó muchísimo en ese disco, con canciones muy elaboradas y muy cuidadas, hechas con mucho cariño», de pronto se encontraron con que «nadie quería apostar por él». Ya el año anterior habían grabado una demo que se movió por las discográficas, y no recibieron ninguna respuesta positiva.

En tierra de nadie

«Los sellos indies nos decían que sonábamos demasiado comerciales, y las multinacionales nos decían que sonábamos indies. A nosotros nos parecía que eso era precisamente lo mejor, pero nadie lo supo ver. Cuando tuvimos el disco ya terminado sí hubo cierto interés de un sello, pero el contrato que nos ofrecía no nos parecía bien. Tampoco queríamos un súper contrato de estrella del rock, pero nos parecía muy insuficiente para el currazo que nos habíamos pegado, y decidimos no sacar el disco así, de cualquier manera. No nos quedó más remedio que montarnos nuestra propia discográfica y ser independientes». Cuando se pusieron manos a la obra se dieron cuenta de que «no era tan complicado», dice David. «Nos organizábamos dividiendo el trabajo entre los seis, y la cosa funcionó bastante bien desde el principio». Y así fue como nació «Un día en el Mundo», el disco que catalizó la gran metamorfosis de la escena independiente española.

Para celebrar su décimo aniversario, Vetusta Morla han organizado un concierto llamado «El Disco Que Cambió Nuestras Vidas», en el que van a «jugar con el repertorio que manejábamos en esa época, lo cual incluye todas las canciones del disco más otras que tocábamos antes y después de publicarlo», explica David. «Y a nivel visual vamos a jugar con el pasado, el presente, y cómo interactúan entre ellos. Y a lo mejor invitamos a artistas que tuvieron que ver con el disco de una u otra manera».

Este será su cuarto asalto al Wizink Center, y las entradas llevan agotadas más de un mes, a pesar de que este mismo verano ya disfrutaron de un encuentro capitalino multitudinario con sus fans en La Caja Mágica. Por eso no resulta tan increíble que muchos hayan aprovechado su reciente gira europea de salas para verlos en un ambiente tan íntimo como el de sus inicios. «En las ciudades que hemos visitado hacíamos encuestas a mano alzada entre el público», explica David. «Más o menos, la mitad solía ser gente que se iba ese fin de semana de viaje, para hacer turismo y para vernos en sala, que ya no es tan fácil».