Freddy Mercury, el genio que se fue demasiado pronto

El SIDA mató lenta y dolorosamente al frontman de Queen, que llegó a perder un pie durante el avance de la enfermedad

Actualizado:

Tras el lanzamiento del álbum «Kind of Magic», en junio de 1986, Freddie Mercury empezó a notar que algo no iba bien en su cuerpo. Empezó a temer que tuviera que ver con esa extraña enfermedad que nadie sabía de dónde venía pero que no paraba de propagarse, el SIDA, y unos meses después, en la primavera de 1987, acudió al médico para hacerse las pruebas. El resultado: era portador del VIH.