Dimite el presidente de SGAE, José Luis Acosta

El guionista se ha visto en la obligación de dar un paso atrás ante la imposibilidad de aprobar la reforma estautaria que exige la nueva reforma de la Ley de Propiedad Intelectual

MADRIDActualizado:

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores, José Luis Acosta, ha presentado esta tarde su dimisión, después de que el Consejo Directivo haya sido incapaz de desbloquear el veto de los socios para aprobar la reforma estatutaria de la entidad, algo obligado para cumplir la ley reformada de propiedad intelectual.

Acosta escribió a los socios una carta esta tarde en la que afirma, textualmente:

«Estimada socia, estimado socio,

»Por medio de este comunicado te informo de que en la reunión del Consejo de Dirección celebrado en el día de hoy he presentado mi dimisión irrevocable como presidente de la SGAE.

»Desde que asumí la presidencia, manifesté mi voluntad de ejercerla sin arrinconar mi profesión, mi oficio de guionista. En estos últimos meses, el esfuerzo realizado para poder compatibilizar ambas, ha terminado erosionando mi salud y mi vida personal lo que me ha llevado a tomar esta decisión.

»Aprovecho estas líneas para pedirte disculpas por los posibles errores que haya podido cometer en estos años al frente de la entidad y para agradecer a los excelentes empleados, directivos y autores que han trabajado día a día de forma constructiva por la SGAE.

»Estoy seguro de que con voluntad positiva, unidad y coraje, podremos defender mejor los derechos de los autores, tan vulnerables en estos duros tiempos.

»Sigamos luchando.

»Un cordial saludo.

»José Luis Acosta»

Durante los últimos meses, según fuentes de la entidad las disensiones en el Consejo se han agrandado en los últimos meses y ahora Acosta ha perdido apoyos del grupo «Plural» que formaban miembros del colegio Audiovisual de la entidad, apoyados por los de Gran Derecho y algunos de Pequeño Derecho en una coalición que ya ha dado muestras de gran erosión.

Acosta aduce esos citados motivos personales. Pero detrás de la dimisión está la tensión que llevó a ver rechazadas las cuentas de la entidad y, en dos ocasiones, los cambios del Estatuto exigidos por Ley, algo que iba a repetirse en la próxima asamblea de junio.

Las citadas fuentes comentan que hay una nueva mayoría que se consolida alrededor del músico José Miguel Fernández Sastrón, que realizó la oposición más visible a Teddy Bautista, antes y después del escándalo de la «operación Saga», y luego a su sucesor, Antón Reixa, que perdió la confianza del Consejo de la SGAE en julio de 2013.

Desde entonces Acosta ha sido un presidente de perfil más bajo. Ahora, Sastrón cuenta con un grupo bien cohesionado y fuerte en Pequeño Derecho y, según fuentes consultadas, y a pesar de no contar con la aprobación de los editores que defienden ese perfil bajo en los autores, está a punto de lograr importantes apoyos en Audiovisual y también en Gran Derecho para imponer su candidatura, que será mucho más visible públicamente que la de Acosta.

La votación del nuevo presidente será antes de un mes y mientras tanto, asume la presidencia Miguel Hermoso de manera interina.