Bob Dylan, en una conferencia de prensa en 1966, justo un año después de haber publicado «Like a Rolling Stone» - ABC

Los 50 espléndidos años de «Like a Rolling Stone»

La canción se grabó entre el 15 y el 16 de junio de 1965 y vio la luz el 20 de julio, convirtiéndose en el mayor éxito de Bob Dylan

Actualizado:

En la primavera de 1965 Bob Dylan estaba agotado tras una intensa gira por Inglaterra, que le llevó incluso a plantearse la posibilidad de abandonar el mundo de la música. Para aclarar su mente, en esa época escribió sin parar, en un proceso liberador que dio como resultado centenares de folios, algunos con más sentido que otros, pero todos ellos con una evidente misión curativa.

En esas páginas había unos escritos en los que Bob Dylan vomitaba todo su odio, que fueron el germen de una futura canción destinada a marcar no a una, sino a varias generaciones, y que ahora justo cumple medio siglo de vida. Con las ideas más claras, el artista resumió un texto de 20 páginas en cuatro estrofas y un estribillo que se registraron los días 15 y 16 de junio de 1965 en los estudios de Columbia Records, en el número 799 de la Séptima Avenida de Nueva York, con un elenco variopinto de músicos.

El guitarrista Mike Bloomfield dirigía el cotarro junto a Dylan, mientras a su alrededor trabajaban otros como Paul Griffin (piano), Joe Macho Jr. (bajo), Bobby Gregg (batería), Bruce Langhorbe (pandereta) y Al Kooper (guitarrista y teclista). En la sesión del 15 de junio se grabaron cinco tomas diferentes de la canción, pero ninguna terminaba de convencer del todo. La del día 16 no fue más tranquila, pues se llegaron a registrar hasta quince versiones distintas, siendo la cuarta la finalmente elegida como single para su comercialización.

Una comercialización que tuvo su miga, pues ni la discográfica ni las radios comprendían que una canción pudiera tener seis minutos de duración. Si a eso le añadimos la verborrea de Dylan y el sonido eléctrico y pesado, la hipotética comercialización resultaba compleja. De hecho, inicialmente el lanzamiento de «Like a Rolling Stone» quedó en cuarentena debido a las reticencias de los ejecutivos de Columbia.

El bloqueo desapareció tras una especie de experimento, después de que una de las tomas del tema sonara en la discoteca Arthur, encandilando a los allí presentes, que la pidieron una y otra vez. Al día siguiente las radios más influyentes del país estaban pidiendo copias.

Pese a su duración, la canción vio la luz el 20 de julio de 1965, se convirtió en el mayor éxito de Bob Dylan hasta entonces y permaneció en las listas estadounidenses durante doce semanas, además de llegar al segundo puesto, sólo superada por «Help!», de los Beatles. La revolución había comenzado.