Alborán y Serrat siguen siendo valores seguros, la B.S.O. de Frozen y Gemeliers han sido grandes sorpresas. Vetusta Morla sigue vendiendo mucho para una propuesta independiente, pero por debajo de su propio mito
Alborán y Serrat siguen siendo valores seguros, la B.S.O. de Frozen y Gemeliers han sido grandes sorpresas. Vetusta Morla sigue vendiendo mucho para una propuesta independiente, pero por debajo de su propio mito - ABC

¿Quién vende todavía discos en España?

El disco español más vendido de la historia llegó a vender cientos de miles de copias por semana. El más vendido hoy en día «Terral», de Pablo Alborán unos 20.00o discos, pero es, junto a Serrat, una notable excepción

Actualizado:

«Nosotros todavía cogimos un pequeño hueco de lo que fue la industria musical para los artistas, pero agarrados a la bola del remolque». Lo dice a ABC un conocido rostro del panorama musical cuyo grupo, ahora disuelto, llegó a superar 100.000 copias cuando todavía eso significaba ser de la UEFA, pero lejos de la Champions.

La irrupción de las webs de descarga (tanto legales como ilegales) y de las páginas de streaming con auténticas discotecas a disposición de un ratón y unos auriculares ha ido asestando golpes mortales (a la vez que esperanza de futuro) a una industria que, a pesar de todo, ha sabido reconvertirse y redimensionarse.

De Conchita Piquer, Celia Gámez, José Luis y su guitarra o Paul Anka, superventas entre los 40 y los 60; pasando por El dúo Dinámico, Luis Aguilé, Les Surf, The Beatles, Raphael, Frank Sinatra, Karina, Los Payos, Nino Bravo, Mocedades, Camilo Sesto, Manolo Otero, Jarcha... en los 70. Miguel Bosé, Julio Iglesias, Boney M, Mecano, La Unión en los 80; Guns 'N' Roses, Chimo Bayo... Y los últimos, más recientes y en nuestra memoria, agarrados al carro, las cosas han cambiado mucho en cifras.

La primera consecuencia, la bajada del requisito que otorga discos de oro y platino (incluyendo pequeños escándalos de maquillaje: ver Un fraude que da el cante en la industria discográfica española. Porque si todavía se mantuviesen las cifras originales: (Disco de Oro y de Platino eran originalmente de 50.000 y 100.000 copias vendidas, respectivamente; en 2005 se rebajaron a 40.000 y 80.000, en 2009 se volvieron a rebajar a 30.000 y 60.000, y actualmente están en 20.000 y 40.000.) apenas media docena de artistas podrían ser galardonados en España.

Hoy en día, nuestras preferencias siguen siendo patrias. No en vano España es el sexto país del mundo en consumo de música propia. Sin embargo, las cifras nada tienen que ver con lo que antes despachaba el soporte físico.

Serrat, Alborán y Gemeliers

Un repaso a la lista facilitada por Promusicae y Agedi confirma la afirmación. En el top cinco de ventas en la segunda semana del año 2015 (periodo comprendido entre el 5 y el 11 de enero) son cinco los discos españoles que figuran. Pablo Alborán, Melendi, Fito&Fitipaldis, Manolo García y Joan Manuel Serrat.

El último, el catalán universal, ha vendido algo más de 40.000 ejemplares en dos semanas. El primero, Alborán, a la altura de las cifras que antes se alcanzaban, lleva 9 semanas en la lista siendo la primera opción de compra y sus ventas ya superan los 200.000 ejemplares.

El de Alborán es un caso único en una industria que tiene a caras conocidas -Café Quijano, Rosendo, Víctor Manuel, el dominicano Juan Luis Guerra o Bunbury- todavía por debajo de las 20.000 copias, algunos meses después del lanzamiento de sus respectivos trabajos y ya pasado un periodo tradicionalmente bueno para la industria: La Navidad.

El año 2014 también trajo excepciones en positivo. La «nutritiva televisión» de la que hablaba Aviador Dro, ha lanzado a unos artistas Gemeliers, y a una discográfica tan independiente como conocida por sus «pelotazos» periódicos (Malú, Kiko&Shara, Melocos...): Pep,s Records, a colocar cerca de 100.000 copias de su trabajo, y a permanecer durante 35 semanas en el top 100 de ventas en España.

En cifras concretas

Solo ya habituales de los laureles del éxito como David Bisbal (43 semanas en lista), Malú (65), la B.S.O. de Frozen (59), Sergio Dalma (59), Antonio Orozco (55) y otro independiente de lujo ya, Vetusta Morla (40) superan a los televisivos gemelos Oviedo en su constancia entre los 50 más vendidos.

Pero para hacerse una idea de lo «barato» que está el figurar entre los 100 artistas con más ventas en España, se puede tomar el ejemplo de la que también es la más pirateada de las creaciones. Si la B.S.O. de Frozen lleva 59 semanas entre los discos más vendidos de España y «solo» ha vendido 20.000 copias en ese periodo, quiere decir que cada una de esas semanas le ha bastado con algo más de 300 copias para ocupar dicho lugar.

Por abundar en la comparación, «Más», el disco de Alejandro Sanz que ocupa el techo histórico de álbumes vendidos, distribuyó más de 2.200.000 copias en España (superó los 5 millones de ejemplares en todo el mundo), de las que más de la mitad fueron vendidas en las primeras 10 semanas (es decir unos 200.000 discos por semana, frente a las 300 mencionadas en el ejemplo anterior). Comparando aquel álbum del 97 con el indiscutible superventas actual, Pablo Alborán y su «Terral», el dato es menos flagrante: el malagueño vende unos 23.000 ejemplares por semana desde el lanzamiento de su trabajo, hace 9 semanas ya.