El Cuarteto Bretón y la pianista Rosa Torres-Pardo
El Cuarteto Bretón y la pianista Rosa Torres-Pardo

La música del Padre Soler, de San Lorenzo de El Escorial a Japón

El Cuarteto Bretón y la pianista Rosa Torres-Pardo acaban de grabar la integral de sus quintentos de cuerda y preparan un documental sobre su vida y su obra

Actualizado:

La música del Padre Soler (Olot, 1729-San Lorenzo de El Escorial, 1783) parece vivir unos momentos de extraordinario interés, lo demuestra la prolificación de grabaciones en un corto periodo de tiempo, como las realizadas por los pianistas Luis Fernando Pérez e Iván Martín, en el caso de las sonatas. Mucho más reciente es la grabación de sus quintetos de cuerda (Columna Música), registrados íntegramente por el Cuarteto Bretón, con la colaboración de la pianista Rosa Torres-Pardo, gracias al apoyo de la Fundación BBVA, donde fue presentada oficialmente ante la prensa hace unos días. Ante el público fueron presentadas el pasado domingo en el auditorio del Centro Cultural Conde Duque, donde fueron grabados el pasado verano.

Rosa Torres-Pardo (Madrid, 1960) reconoce que este disco es el resultado de un laborioso trabajo de recuperación por parte de los cinco. «Yo estaba dándole vueltas a tocar las sonatas -parece que a todos nos ha dado por los mismo (bromea)- pues hay mucho material y muy bueno. También sabía que existían estos quintetos pero no los conocía. Y no encontré ninguna grabación, excepto la realizada por un grupo americano barroco», reconoce. Tras indagaciones, poco a poco fueron encontrando y reconstruyendo las partituras. «Y a medida que nos pusimos a trabajar, nos dimos cuenta que eran una joya».

Sin complejos

Uno de los problemas que se plantearon Torres-Pardo y el cuarteto es el tipo de instrumento que iban a utilizar: ¿histórico o moderno?. «Probamos con el clave y con el arco barroco, pero me gusta más el piano porque tiene más matices -explica-. Preramos uno más pequeño para que sonara mucho menos y ellos utilizaron arcos más cortos». Finalmente decidieron hacerlo con instrumentos barrocos porque «después de tantos años somos capaces de controlar el sonido». La pianista madrileña reconoce que esta experiencia también les ha ayudado a quitarse un complejo «de no tocar con instrumentos históricos». Una corriente que se ha convirtió en moda desde hace algunas décadas y que para Torres-Pardo ha desembocado «en una especie de puritanismo». «Las Variaciones Goldberg de Bach las hemos escuchado con clave pero también con piano, cuando las interpretaba Glenn Gould y tantos otros».

Hace año y medio después, finalmente, estrenaron los quintetos en el Festival de Música Antigua de Aranjuez. Y el verano pasado las grabaron en disco.

En cuanto a la experiencia de sumergirse en la música del Padre Soler, Torres-Pardo asegura que «cada vez que te acercas más a la obra de un compositor terminas fascinado y enamorado de ella, y deseas recrearla en los lugares originales». Algo que intentaron realizar en la iglesia vieja de San Lorenzo del El Escorial, donde Soler vivió durante 30 años después de abandonar la Escolanía del Monasterio de Montserrat, «pero al ser Patrimonio no fue posible». En aquellas tres décadas, Soler se relacionó mucho con la Corte «y allí recibió la música que llegaba de Europa sin influencias del sur».

Mientras el crítico musical y musicólogo, Andrés Ruiz Tarazona, subraya en las notas del disco «el avance decisivo que estos quintenos supusieron para el desarrollo de la música de cámara española», para Rosa Torres-Pardo estas obras le han brindado la posibilidad de improvisar, «lo que me ha resultado inspirador. Me han dado muchas más alas para recrear». También destaca «su visión de futuro. Era un hombre que se planteaba siempre nuevas armonías... Buscaba como mejorar el instrumento, por eso estoy convencida de que le hubiera encantado el piano».

El documental

Una vez presentado el disco en Madrid, la intención es llevarlo a otros escenarios. «Esperamos que no acabe aquí la historia. Por eso estamos trabajando ahora en un documental, una idea -explica- que surgió cuando José Carlos Martínez, director de BNE, me llamó para participar en su proyecto Sonatas para el Teatro Real, que incluía obras de Soler».

Una selección de este programa formará parte de la película que seguirá la trayectoria del compositor catalán hasta sus últimos días. Una filmación que incorporará también la grabación de esta integral de los quintetos, así como la participación del compositor Antón García Abril, «que ha orquestado algunas sonatas del Padre Soler».

La intención de la pianista y el cuarteto es estrenar el documental en Japón, «aprovechando que se celebra el año dual España-Japón». Un viaje en el que interpretarán también la integral de quintetos. «Esa es la idea. Y mientras tanto queremos tocarlo allá donde haya interés», concluye.