Manel Navarro, minutos después de proclamarse vencedor
Manel Navarro, minutos después de proclamarse vencedor - RAÚL TEJEDOR (TVE)

EurovisiónEl catalán Manel Navarro representará a España en Eurovisión 2017

El cantante, de sólo veinte años, se impone gracias al apoyo del jurado en la gala emitida por TVE. El respaldo del televoto a Mirela provocó un agónico empate que rompieron los expertos entre abucheos del público. El artista respondió a las provocaciones con un feo corte de mangas

JAVIER ESCARTÍN
MADRIDActualizado:

Un chico volverá a representar a España en Eurovisión. Siete años después de la participación de Daniel Diges con la canción "Algo pequeñito", el catalán Manel Navarro pone fin a la dictadura de las divas y se subirá al escenario del famoso festival para cantar su tema "Do it for your lover". El artista, perteneciente a la discográfica Sony, se impuso en la final de "Objetivo Eurovisión" emitida anoche por TVE a los otros cinco aspirantes que pugnaban por el billete para Kiev.

Tal como apuntaban los vaticinios, la velada se convirtió en un cara a cara entre el catalán y Mirela, la "eterna aspirante" al trono eurovisivo. La cantante madrileña, de 27 años, ya había participado en dos ocasiones anteriores en una preselección para el festival, quedando segunda en 2007 y finalista en 2009. En las encuestas online, Mirela gozaba de mayor respaldo entre el público europeo gracias a "Contigo", un tema pop de aires mediterráneos que devolvía a España el carácter latino perdido tras la participación de Barei con un tema cien por cien en inglés. En efecto, la puesta en escena de Mirela estuvo impregnada de un fuerte sabor español bajo un público entregado a la artista. Mientras, Manel Navarro se defendió también con una actuación cálida y veraniega, apoyándose en imágenes de sol y playa que acompañaban fielmente al tema ligero y pegadizo que cantará en Kiev.

Lo que no esperaba nadie es que el duelo se iba a resolver de la manera más amarga posible, ya que la suma de votos de jurado y televoto provocó un empate entre ambos. Los expertos se decantaron por Manel y el televoto, por Mirela. El apoyo del jurado al cantante catalán levantó ampollas desde el mismo momento en que sus integrantes fueron anunciados, ya que Xavi Martínez le brindó un gran apoyo mediático en su emisora, Los 40 Principales, cuando lanzó la canción. De hecho, gracias a la ayuda de Sony, "Do it for your lover" ha llegado a colarse en la lista de éxitos de la emisora. Una complicidad que levantó suspicacias entre algunos de los otros participantes en vista de la buena sintonía entre jurado y artista. Tanto Xavi Martínez como la locutora de Radio 3 Virginia Díaz dieron su máxima puntuación a Manel y la peor a Mirela. Javier Cárdenas, el otro miembro del jurado, sí otorgó su "doce" a la madrileña.

Entre abucheos, Manel Navarro se proclamó finalmente vencedor ya que, por primera vez, era el jurado y no el televoto el que tenía la última palabra. La conclusión enfadó al público eurofan, que afeó al jurado su decisión y descalificó al nuevo representante español. Manel, muy nervioso ante la situación, respondió con un escondido corte de mangas segundos antes de volver a interpretar su tema, ya como ganador. [ El corte de mangas de Manel Navarro al público tras ser elegido como representante]

Algo más calmado, el nuevo representante reconoció minutos después ante la prensa que el momento de su elección fue "desgradable" pero que se siente ilusionado y con ganas de afrontar el reto de Eurovisión. Sobre su actuación en la gala, Manel se mostró "contento con el resultado" y deseó lo mejor a sus rivales. El cantante también explicó que no tiene previsto acometer modificaciones en la letra de la canción, pero que pensará en una puesta en escena "más elevada" para Kiev.

El décimo catalán que representará a España

"Do it four your lover" es un medio tiempo de carácter internacional, con ritmos frescos y pegadizos, muy acorde al tipo de música que triunfa en la actualidad. Según el propio Navarro, el tema no se creó para Eurovisión, sino como primer single tras su contratación por Sony. Sin embargo, cuando TVE llamó a la puerta de la discográfica, Manel Navarro decidió apuntarse a la carrera eurovisiva con la esperanza de que el gran interés mediático que despierta el festival le ayude para lanzarle al estrellato y grabar un primer disco, su gran sueño. Con su elección, Mansel se convierte en el décimo catalán en representar a España después de David Fernández (Chikilicuatre), Beth, Sergio Dalma, Nina, Bacchelli, Peret, Salomé, José Guardiola y Víctor Balaguer. [ «Do it for your lover», la canción de Manel Navarro que representará a España en Eurovisión]

Los otros participantes de la noche poco pudieron hacer ante el duelo entre los grandes favoritos. LeKlein, aupada por el público eurofan tras vencer en el proceso online sobre otros casi cuatrocientos rivales, perdió el apoyo de sus seguidores pese a interpretar de forma magistral y delicada su canción "Ouch!", compuesta a raíz de su ruptura sentimental con la ex Miss España Patricia Yurena. La toledana, de 1,90 de altura y aspecto andrógino, pudo al fin alcanzar su sueño de cantar en directo en 'prime time' después de muchos años y ganarse las buenas palabras del jurado.

Maika Barbero no convenció con su apuesta rock "Momento crítico", una candidatura que en estas semanas previas a la gran final ha convertido en una reivindicación a favor de enviar propuestas diferentes y más trabajadas al festival. España, cuna de grandes grupos de rock, no se dio por aludida y sólo contentó a Maika con un cuarto puesto en el televoto. Paula Rojo, tal vez el rostro más conocido entre los seis candidatos, apostó también por un estilo atípico para una candidatura eurovisiva como es el country. Su "Lo que nunca fue" inundó de calidez y dulzura la ceremonia en uno de los mejores directo de la noche, aunque poco pudo hacer ante la fuerza de sus rivales. Lo mismo le sucedió a Mario Jefferson, que se vio perjudicado por una actuación con poca fuerza pese a ser la primera vez que el malagueño ejecutaba una coreografía.

La gala, presentada por Jaime Cantizano, mejoró notablemente con respecto al programa del año pasado, donde una pésima realización y un sonido irregular provocaron las quejas del colectivo eurofan. En esta edición, TVE ha cuidado más la estética de la gala y se ha mejorado en la parte técnica, además de dotarle a la ceremonia de mayor agilidad y frescura. Barei (2016), David Civera (2001) y Karina (1971) fueron los eurovisivos que no quisieron perderse una fiesta que acabó de la peor manera posible. Un espectáculo dantesco, con descalificaciones a un ganador que acudirá a Eurovisión sin el calor de su gente.