Jade Beall, la fotógrafa del cuerpo «real» de la mujer
Una de las imágenes del proyecto - jade beall/facebook

Jade Beall, la fotógrafa del cuerpo «real» de la mujer

Ni Photoshop, ni montajes, ni retoques. No vale nada. El cuerpo de la mujer es el que es, con sus cambios a lo largo de su vida

Actualizado:

«No tenía ni idea de dónde me estaba metiendo cuando un amigo me envió esta foto que tomé en mi estudio». La cita es de Jade Beall, una fotógrafa estadounidense que está al frente del proyecto fotográfico « A Beautiful Body» (Un cuerpo hermoso), una recopilación de fotografías de cuerpos reales, sin retoques, de mujeres que han sido madres.

La fotografía a la que se refiere Beall es una en la que dos hijas tocan la tripa de su madre, con rasgos que reflejan que ha pasado por un parto (ver arriba). Fue precisamente esa imagen la que colgó en su perfil de Facebook -algo que ya había hecho con otras semejantes- y que, como ella misma cuenta, se convirtió en viral. Cientos y cientos de mujeres la compartieron y comenzaron a enviarle correos electrónicos contándole sus historias personales, las historias de sus cuerpos.

A través de Kickstarter, plataforma en la que artistas e inventores muestran sus creaciones y se ponen una meta de dinero que donan los usuarios- Beall se propuso financiar la idea de dar voz a esos testimonios que le llegaban. A día de hoy ha superado su objetivo y ha reunido más de 39.000 dólares, y su libro verá la luz en enero de 2014.

«No puede haber tantas historias de sombras de una mujer»Actualmente sigue buscando voluntarios para este primer volumen. Su idea consiste en acompañar cada imagen de un testimonio, palabras o poema, elegidos por la protagonista en cuestión. La experiencia, asegura la fotógrafa, está siendo «intensa, satisfactoria y en ocasiones incluso dolorosa».

«He escuchado cientos de historias: de anorexia o bulimia en la adolescencia, o aquella joven a la que su madre le dijo que era demasiado gorda como para ser bailarina, aquellas que se odian a sí mismas. También madres que se sienten poco atractivas por percibir sus pezones imperfectos tras la lactancia... Mi idea es que ellas cuenten sus historias», asegura Beall.

«No puede haber tantas historias de sombras de una mujer en nuestra cultura», añade a la vez que manifiesta que avergonzar a las madres por no volver al estado anterior después del parto «puede causar sentimientos de fracaso cuando ser madre ya es lo suficientemente difícil y cuando un gran número de nosotras ha vivido ya una vida de sentirse poco bella antes de dar a luz», tal y como declaró al diario «The Huffington Post».

Por todo ello nació su proyecto, al que Beall se refiere también como «el movimiento de las mujeres que se unen para contar sus historias y celebrar el constante cambio de sus cuerpos para que las futuras generaciones de mujeres puedan vivir libres de auto-sufrimiento».

Una vez vea la luz esta edición, su objetivo es crear más volúmenes para «cambiar una visión equivocada del cuerpo de la mujer».