Tumba de Vincent Van Gogh y su hermano Theo en Auvers-sur-Oise
Tumba de Vincent Van Gogh y su hermano Theo en Auvers-sur-Oise - ABC

Salvar la tumba de Van Gogh

La localidad de Auvers-sur-Oise y el Instituto Van Gogh lanzan una campaña para salvaguardar el cementerio donde yace el atormentado artista junto a su hermano Theo

Actualizado:

«Llegó mucha gente, principalmente artistas, entre los que reconocí a Lucien Pissarro y Lauzet. A otros no les conocía, también había gente de la localidad (...). Alcanzamos el cementerio, un cementerio nuevo pequeño con lápidas sepulcrales recientes. Está en la pequeña colina sobre los campos de trigo preparados para la cosecha bajo el ancho cielo azul que podría haberle encantado todavía... quizás. Entonces lo bajaron a la sepultura. Algunas personas comenzaron a llorar en ese momento (...) El Dr. Gachet quiso decir algunas palabras de homenaje sobre Vincent y su vida, pero también lloraba tanto que sólo pudo balbucear un adiós muy confuso (...). Théodore van Gogh estaba hundido por la pena; algunos de los asistentes, muy emocionados (...) Puede imaginarse cuánto lloré». Así relató el pintor Emile Bernard por carta al crítico de arte Gustave-Albert Aurier cómo fue el entierro de Vincent Van Gogh en Auvers-sur-Oise el 30 de julio de 1890.

Una sencilla lápida junto al muro del cementerio indica que allí reposa el atormentado artista, que murió de un disparo en el pecho. Tradicionalmente se ha dicho que se pegó un tiro en los campos de Auvers, aunque nuevas teorías apuntan a un disparo accidental de un joven del pueblo. Sea como fuera, allí yace enterrado junto a su hermano Theo, en el pequeño cementerio de Auvers-sur-Oise que se convirtió en lugar de peregrinación obligada para sus seguidores y hoy requiere de obras urgentes.

El Ayuntamiento de esta pequeña localidad francesa, situada a 30 kilómetros al norte de París, y el Instituto Van Gogh han lanzado una campaña para «salvaguardar las tumbas de los hermanos Van Gogh» y reformar el cementerio que recibe cada año más de 200.000 visitantes. Auvers-sur-Oise estima un coste de 600.000 euros para proteger las lápidas de los hermanos Van Gogh, dañadas por el agua tras las fuertes lluvias de la pasada primavera, y la instalación de sistemas de drenaje, iluminación y seguridad adecuadas, según destaca el presidente del Instituto Van Gogh.

«El cementerio se hizo para recibir a entre 5.000 y 10.000 personas al año y recibimos un promedio de 250.000. Es el cementerio más visitado de Francia después de Père Lachaise (en París). La gente seguía llegando y tenía sus pies en el agua», señala Dominique-Charles Janssens a la revista The Ars Newspaper.

La iglesia de Notre Dame de Auvers, en una imagen de archivo
La iglesia de Notre Dame de Auvers, en una imagen de archivo - ABC

También se pretende restaurar la iglesia de Notre Dame de l'Assomption de Auvers, que Van Gogh inmortalizó en un célebre lienzo. Las fuertes lluvias de octubre de 2015 provocaron serios daños en el techo de la iglesia, dejándola en riesgo de colapso. De los 600.000 euros que cuesta la obra, el Estado aporta un 40%, otro 20% el consejo del Val d'Oise y otro 20% es aportado por la ciudad, pero «falta un poco más de 110.000 euros» para llevar a cabo el proyecto, señalan desde el ayuntamiento, que ha lanzado una campaña de crowfounding.