Magallanes y Elcano
Magallanes y Elcano - ABC

Primera vuelta al mundoLas mentiras de Portugal para apropiarse de la gesta de Magallanes y Elcano

La expedición de la primera vuelta al mundo fue una empresa oficial, de principio a fin, exclusivamente española

MadridActualizado:

1. Netamente española

La expedición de la primera vuelta al mundo fue una empresa oficial, de principio a fin, exclusivamente española. La decisión y la dirección política fueron únicamente españolas. Portugal, que tradicionalmente pretende arrogarse protagonismo o incluso la autoría de la empresa, fue hostil a la expedición y trató, incluso por la fuerza, de abortarla.

2. A pesar de Portugal

Portugal dio instrucciones a su embajador para entorpecer en la Corte de Carlos I el proyecto de Magallanes. Ante la falta de éxito, quiso capturar y destruir la armada de Juan Sebastián Elcano en el Índico, e incluso llegó a tomar prisioneros españoles en Cabo Verde. Es inaceptable de todo punto que Portugal pretenda hoy coprotagonizar esta gesta, que se hizo no gracias a Portugal, sino a pesar de Portugal. Se trata de un insulto a la elemental verdad histórica y a la dignidad de España.

3. No fue una gesta «a medias»

Conmemorar la Primera Vuelta al Mundo como una obra hispano-portuguesa sería como haber celebrado en 1992 el Descubrimiento de América como una gesta hispano-italiana o hispano-genovesa. Con la sutil diferencia de que ni Génova ni Italia intentaron destruir la flota de Colón, pero Portugal sí trató de capturar o hacer naufragar la de Elcano.

4. Magallanes, nacionalizado español

Magallanes fue rechazado por el Rey de Portugal. Acudió a España. Recibió el hábito de la castellana orden de Santiago, un modo de la época de convertirlo en súbdito del Rey de España, o sea, de nacionalizarlo español. Al igual que Colón, el navegante se hizo español por elección voluntaria, para servir Carlos I en una empresa financiada por el emperador.

5. Expedición internacional

En la expedición había tripulantes de numerosas nacionalidades, pero esto no le resta un ápice de españolidad. De hecho, refleja esencialmente el carácter imperial hispánico de la empresa, porque todas las grandes empresas imperiales cuentan siempre con participantes de muy diversas nacionalidades. Incluso había dos albaneses y no por ello Albania se arroga la idea de circunnavegar.

6. Maestría naval

La historiografía portuguesa afirma que la expedición se hizo gracias a los grandes conocimientos náuticos de los portugueses, supuestos pioneros de los descubrimientos. Es falso: los portugueses llegaron a la India (país conocido desde la Antigüedad) en 1498, mientras que los castellanos llegan a América (Nuevo Mundo desconocido), en 1492, seis años antes. Los portugueses llegan a la costa africana a partir de 1415 con la conquista de Ceuta. A Madeira en 1418. A Azores en 1427. Los castellanos tenían el señorío del archipiélago de las Canarias desde mediados del siglo XIV (en torno a 1350).

7. Navegación oceánica

La navegación portuguesa es, en general, de cabotaje, es decir, viendo la costa, sin separarse mucho de ella; y así bordearon África hasta llegar a Asia. Por el contrario, quienes tuvieron que cruzar los océanos por el centro, a miles de kilómetros de las costas, fueron las flotas españolas (Colón, el Atlántico; Magallanes, el Pacífico; y Elcano, el Índico, porque era perseguido).

8. Buenismo e ignorancia

El Gobierno español, con ignorancia y buenismo, ha regalado a Portugal la mitad de la conmemoración. En realidad la diplomacia portuguesa ha perdido absolutamente el respeto a España.