Una empleada de Bonhams muestra el manuscrito de Alan Turing subastado por más de un millón de dólares
Una empleada de Bonhams muestra el manuscrito de Alan Turing subastado por más de un millón de dólares - reuters

Un manuscrito escondido de Alan Turing, subastado por más de un millón de dólares

El cuaderno data de 1942 cuando el brillante matemático, interpretado por Benedict Cumberbatch en «Enigma», trabajaba en descifrar el código secreto alemán en la Segunda Guerra Mundial

Actualizado:

Un bloc de notas de 56 páginas escrito por el científico Alan Turing, decodificador de los códigos secretos militares alemanes (interpretado por Benedict Cumberbatch en el filme «Enigma. The imitation game»), ha sido vendido por más de un millón de dólares en una subasta realizada por la casa Bonhams.

Turing, el genio matemático británico, lideró un equipo de criptógrafos que descifraron el código Enigma, considerado infranqueable por los alemanes. Este hito fue clave para acelerar la victoria final de los aliados anticipando ataques y posiciones militares germanas.

«El precio refleja su importancia en la historia. Creo que es una figura que necesita estudiarse más, y espero que esto contribuya a incrementar el interés en él y en su trabajo», ha afirmado a la agencia Reuters Cassandra Hatton, de la citada firma de subastas.

Y es que, su condición de homosexual, conducta que era considerada un delito en la Inglaterra de los cincuenta, le impidió recibir el reconocimiento que merecía durante su vida. El científico terminó suicidándose en 1954, mientras recibía una terapia hormonal, como parte de su condena por conducta indecente, por tener sexo con un hombre. Sesenta años después de su muerte, Turing recibió el perdón de la reina Isabel II por aquel delito.

El cuaderno de notas, que nunca antes había sido mostrado en público, está considerado el manuscrito más extenso del científico. Data de antes de 1942, cuando Turing estaba en pleno proceso de descodificación del código nazi y se lo dejó a su amigo Robin Gandy. A lo largo de sus hojas, Turing trabajaba en las fórmulas matemáticas y en las bases de la informática, campos en los que fue pionero y brillante. Gandy añadió sus propias notas a las del matemático y lo mantuvo escondido hasta su muerte.