POLÍTICA

Rosa Díez abre otra crisis en UPyD al tratar de imponer un pacto con el tripartito

Toni Cantó secunda la estrategia, a la que el líder del partido en la Comunidad se opone

D. M. - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El «modelo Asturias». Esa es la obsesión de la portavoz de UPyD, Rosa Díez, para con la Comunidad Valenciana. La líder de la formación magenta está empeñada en que su partido apoye tras las elecciones autonómicas de 2015 un eventual gobierno de izquierdas con el socialista Ximo Puig a la cabeza, según han confirmado a ABC fuentes conocedoras de esta estrategia. Una pretensión que se da de bruces con el comité territorial de UPyD en la Comunidad, cuyo coordinador, Alexis Marí, se opone abiertamente a formar gobierno con EU y Compromís, tal como ha venido publicando este periódico.

Para llevar a cabo sus planes, Díez pretende colocar como cabeza de lista de UPyD a las Cortes al concejal alicantino Fernando Llopis –que perdió precisamente contra Marí las primarias al comité territorial–, y al actor Toni Cantó de alcaldable en Valencia. No obstante, para ello deberían ganar unas primarias. La dirección de Marí se reunirá a la vuelta de las europeas para decidir a quién postula para dichas candidaturas.

Si bien el cabeza de lista se elige por primarias, la composición del resto de la candidatura depende precisamente del comité territorial que controlan los críticos con Díez, quienes ya se impusieron al tándem Llopis-Cantó hace unos meses en la elección orgánica.

No obstante, el comité federal de UPyD, controlado por Díez, sí podría alterar dicha lista con la introducción de independientes o cambiando el orden en el que figuran sus integrantes –excepto el cabeza de lista–. Así las cosas, las fuentes consultadas dan por seguro que Díez intentará cerrar algún tipo de acuerdo con Marí para situar a Llopis y Cantó en las candidaturas.

Como desveló ABC el pasado 25 de abril, Rosa Díez y el secretario general del PSPV, Ximo Puig, compañeros en el Congreso de los Diputados, mantienen una excelente relación personal que el socialista ha tratado de utilizar para garantizarse el apoyo de la formación magenta en la Comunidad tras las próximas elecciones, en las que se da por segura su entrada en las Cortes. No obstante, Marí siempre se ha mostrado contrario a cerrar acuerdos con Compromís, por lo que su posicionamiento estaría más cerca de mantenerse al margen de pactos.

Toda la actualidad en portada

comentarios