Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana custodian las inmediaciones de la morgue este viernes en Caracas
Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana custodian las inmediaciones de la morgue este viernes en Caracas - Efe

El régimen de Maduro no entrega a los familiares el cadáver del policía Óscar Pérez

Sus parientes aseguran que no fue llevado al cementerio donde iba a ser inhumado. La madre exige que se lo entreguen

Actualizado:

El régimen de Nicolás Maduro ordenó el entierro de Óscar Pérez y sus seis compañeros de manera secreta y sorpresiva este sábado en el cementerio del Este de Caracas con la única presencia de sus familiares más cercanos para impedir los funerales y actos públicos, como la manifestación convocada por la oposición este mismo sábado en la capital venezolana para condenar la matanza de la que fue víctima el piloto rebelde y su grupo el pasado lunes.

Óscar Pérez, en un vídeo difundido por sí mismo antes de morir
Óscar Pérez, en un vídeo difundido por sí mismo antes de morir - Reuters

Según informaciones de distintos medios de comunicación locales, se está impidiendo el acceso a familiares del grupo de Óscar Pérez para que asistan al entierro de sus allegados en el cementerio del Este.

El caso del cuerpo del propio agente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas es especialmente confuso. Informaciones de periodistas presentes en la zona del cementerio del Este apuntan que familiares de Pérez no fue llevado al camposanto. Según Elyangelica González, de Univisión, su tía habría regresado a la morgue «para saber qué pasó, mientras su madre sigue exigiendo que se lo entreguen».

La propia viuda de Óscar Pérez, Danahis Vivas, ha replicado en Twitter un vídeo de la madre del policía en el que pide el cadáver.

Dos de las seis personas abatidas junto al inspector fueron enterrados en medio de denuncias de familiares que no autorizaron el sepelio.

Los políticos opositores y los periodistas denunciaron el secretismo y ocultamiento de los restos de los insurgentes que fueron «ajusticiados» después de haberse rendido en el barrio caraqueño de El Junquito, según se constató en las actas de defunción de las víctimas.

La diputada Delsa Solorzano, presidenta de la comisión parlamentaria especial que investiga el caso de Óscar Pérez, informó por Twitter de que las autoridades llamaron a los familiares de la masacre de El Junquito, para que se personaran en la morgue de Bello Monte.

«Quieren obligar a la familias a enterrar los cuerpos de las siete personas asesinada el pasado 15 de enero, sin actos de velatorio y sin control de las familias», denunció la parlamentaria.

Por su lado la exdiputada María Corina Machado también denunció que «esta madrugada (sábado) trasladaron los cuerpos de los siete jóvenes masacrados en El Junquito al cementerio del Este, sin autorización de sus familias. Pretenden enterrarlos sin su consentimiento, y no les permiten velarlos. La tía de Óscar Pérez me pide que la acompañemos».

La periodista Gabriela González, a través de su perfil en Twitter, se sumó a los denunciantes: «Se llevaron a familiares que estaban en la morgue hacia algún lugar. Ya se habrían llevado los cuerpos. Se habla del cementerio del Este pero hasta ahora, no hay confirmación. Caso Óscar Pérez y compañeros».

La corresponsal de la cadena CNN Osmary Hernández lo confirmó: «Acabo de hablar con Aura Pérez, la tía de Óscar Pérez y me dijo que están enterrando a Pérez y a los otros seis miembros de su grupo sin permiso de sus familiares en el cementerio del Este».

Tiro de gracia

La periodista Osmary Hernández tuvo acceso al acta de defunción del exinspector del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que murió de «traumatismo cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza».

El acta fue entregada este sábado a los familiares de Pérez y los otros seis ciudadanos que murieron en el operativo del lunes en El Junquito.

De acuerdo con Alicia de la Rosa, periodista de la Asamblea Nacional, una fuente de la morgue informó de que todos los cadáveres presentaban un tiro en la cabeza.

«Fuentes en la morgue de Bello Monte me informan que todos los de la masacre de El Junquito, donde fue ajusticiado Óscar Pérez, tienen tiros de gracia en la cabeza, incluso la joven del Táchira Lisbeth Andreina Ramírez Padilla», escribió De la Rosa en Twitter.

También se publicó en las redes el acta de defunción de Abraham Agostini Agostini, uno de los seis compañeros de Óscar Pérez, registrada bajo el número 3368757 identifica como la causa de su muerte «hemorragia subdural fractura de cráneo herida por arma de fuego con proyectil único a la cabeza».