Esta es la rutina fitness de 5 minutos que te propone una entrenadora personal para el nuevo año

Marta Rosado aconseja una rutina de tan solo cinco minutos

MADRIDActualizado:

Saber decir «no» o decir «sí» es clave para sentirnos bien. Estas fechas son importantes para hacernos esta pregunta… ¿somos coherentes con nosotros mismos ante nuestras negativas o afirmaciones? «Sí» a una cena, a un capricho, «sí» expresar nuestros sentimientos, «sí» a un abrazo, «sí» a hacer ejercicio… «No» a un plan que no apetece, «no» a un compromiso que no quiero, «no» a comer por impulso… y así miles de ejemplos y más en Navidad.

Para la entrenadora personal Marta Rosado, «es básico saber decir no a cosas que no nos gustan. Habitualmente no expresar lo que sentimos crea frustración, incluso puede hacernos enfermar. Nuestros sentimientos deben salir al exterior, lanzarlos fuera y dejarlos ir. Tenemos miedo al rechazo por mostrar nuestras opiniones verdaderas y preferimos callarnos o asentir».

«Esto no debe ser así —prosigue—, y cada día debemos de ser más auténticos, querernos más, cuidarnos más y ser más conscientes de quienes somos y que es lo que realmente queremos nosotros mismos, no lo demás. Por ello vamos a empezar a darle al "no" la importancia que tiene».

Decir sí a cambiar el hábito en 2008

Marta Rosado aconseja una rutina de 5 minutos, en la que no hay excusas para mantenerse en forma tras esta navidad, que la vuelta sea menos dura y entremos con fuerza en el 2018.

Rutina fitness para el nuevo año:

—Correr (en el sitio) 30 segundos

—10 zancadas al frente alternando las piernas.

—10 zancadas laterales

—Correr 30 seg

—15 sentadillas

—15 sentadillas con salto

—Correr 30 seg

—Plancha o abdominal isométrica abriendo y cerrando piernas en salto hacia afuera y hacia dentro 25 repeticiones.

—Plancha con rodillas al pecho alternando cada pierna 25 repeticiones

—Correr 30 seg

—Flexiones de pecho 10 repeticiones

—Patada de glúteos 25 repeticiones

«Como veis, es una rutina de bolsillo, la puedes hacer en cualquier lugar, a cualquier hora y... ¡no hay excusas!», concluye Marta.